Micro cuento

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (645 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 25 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Destíname

Maícoov dice -Pedro toma mi pan yo no lo quiero. Replico el inocente “enclenque”, pero Pedro no tenia la intención de aceptar la caridad de una persona que el considera anormal. CuandoPedro toma su emparedado sintiendo un odio tremendo a la suculenta colación. Con la mirada conectada a los ojos del “enclenque” retrocede unos pasos. Cuando toma la postura de Rubén Gómez (el mejorlanzador del béisbol). En ese momento Maícoov no le costo vislumbrar en que culminaría la acción de su rival, pero antes de darse cuenta recibió el poderoso torpedo de carne y trigo en su cara.
Elautoestima de Maicoov por el suelo y su rival riendo campante a tan certera acción
Pedro vacilo un momento para decirle entre risas y burlas – ¡Hooo! Se me callo tu pan ¡jajajajaja! .Maícoov rojocomo tomate cuestionándose la razón por la cual lo aborrecía tanto. No pudo evitar llorar a tal falta de moral de su compañero, se sacudió la ropa y tras espasmos por el cese de su llanto, se froto lasmanos contra su rostro. Pedro deleitado por el sufrimiento del “enclenque” invade rápidamente el espacio personal del chico y lo repele contra la pared
En ese momento Maícoov deseaba tener un poco desuerte para salir de la tortura. Surge un < ¡Grito! De ¡Odio! > Acumulado contra el matón. El debilucho muchacho ya en la cúspide del terror que sentía asía Pedro. Quien es ese momento locolmaba en garabatos e insultos.

Resucita las fuerzas de sus brazos para apartar al abusivo de su vista, en ese instante Pedro vuelve a darle un bofeteada tan fuerte al decaído compañero que lascomisuras del chico comenzaron a sangrar. Maicoov se dio cuenta que había despertado el odio puro de su enemigo. Atino en escapar de la arriesgada situación.
Corre para no ser alcanzado por el demonioen el que Pedro se había convertido.

Los dos jóvenes se abren paso a la solitaria cancha del colegio de un extremo a otro Maícoov solo deseaba no ser torturado. Eran increíbles las ganas de...
tracking img