Microeconomia del amor

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1254 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 14 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
MICROECONOMÍA DEL AMOR POR DAVID UGARTE

Son muchas las cosas que pueden gustarnos de otras personas y muy distintas las valoraciones que cada uno hacemos de lo que encontramos en los demás. Basta con una rápida mirada panorámica, para trazar una jerarquía provisiona de preferencias. Si tenemos ocasión para adquirir más datos, podemos modificar la jerarquía, pero no porque nuestras preferenciashayan cambiado sino porque nuestra información es más completa.

Cada cual partiría de un mapa de valores que contendría todo aquello que puede gustarle o disgustare en los demás.
Podemos estar atraídos por la persona más bella pero optemos por cortejar a otra persona cuyas virtudes nos atraen menos pero consideramos mas accesible a esto se refiere la dificultad de conseguir la atenciónajena. Pero bien la teoría de las características de Kelvin John Lancaster podría representar esta forma de hacer elecciones, su idea de fondo era que los bienes no eran deseados en sí mismos, sino en la medida en que eran poseedores de una serie de características que eran las que los consumidores de verdad deseaban disfrutar.
Pero desgraciadamente en una fiesta no se encontrarían todas lascombinaciones, así que de hecho el individuo no elige entre conjuntos de cualidades, sino que elige como repartir su tiempo y encantos entre dos chicas de carne y hueso que le han presentado. Cada una de las chicas tiene además una combinación concreta de virtudes, aquí es cuando tenemos que recurrir al modelo de Lancaste lo cual nos arroja resultados importantes como: nunca el número de personas a las quepreste atención será mayor que el de características que juzgue al conocer a una nueva persona.
Esto tendría que darnos mucho que reflexionar ante la vieja pregunta: ¿puedo sentirme realmente atraído por más de una persona al mismo tiempo?
La respuesta de la Teoría Económica es bastante clara: si eso te pasa es porque ninguna de las opciones que evalúas es tu óptimo (tu chica ideal), aquellacombinación de virtudes que es la máxima a la que consideras que puedes aspirar y si estás en el caso anterior y aún así eres monógamo/a o bien no conoces a gente suficiente (estás en una solución de esquina por debajo de la frontera eficiente) o bien sólo piensas en una cosa.
Cuando nos acercamos a los demás seleccionamos rápidamente aquella información que queremos dar de nosotros mismos, aveces, por no decir siempre, ocultamos nuestros propios objetivos de cortejo.
Ahora imaginemos un grupo de chicas cuyo objetivo sea encontrar una pareja estable con cierto compromiso emocional, por otro lado tenemos a los chicos, ellos se dividen en dos grupos: uno mayoritario (2/3 del total) que no está interesado en relaciones “serias” y se les denominara “Don Juanes, y uno minoritario (1/3) quepor el contrario busca algo más estable a los cuales se les denominara “Chicos Serios”.
a todos nos gusta recibir más y además es más probable terminar con éxito un cortejo si mostramos un interés amoroso que uno meramente sexual lo cual hacen la mayoría de “Don Juanes”, Por otro lado, el “lado comprador” no tiene por qué saber que mentimos hasta que ya es demasiado tarde. Claro que las chicastambién saben que es posible, por no decir probable, que intenten engañarlas. Por lo cual siempre evalúan la situación, y al ver esta probabilidad prefieren dar menos de lo que los “Chicos Serios” esperan, con lo cual estos se encuentran fuera del mercado esperando ser valorados. Para lo que las mujeres siempre pensamos que “todos son iguales”
Pero imaginar que nuestros amigos los “chicos serios”se quedan conformes con un resultado así sería tenerlos en baja consideración. Lo mismo cabe decir de las chicas. Si lo pensamos bien ambos podrían establecer una serie de señales y opciones que redujeran el riesgo para las chicas y aumentaran la posibilidad de obtener una buena pareja a los chicos, por ejemplo cuando se advierte durante el cortejo de que el que habla tiene por norma no mantener...
tracking img