Migracion, articulos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 89 (22181 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 16 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Artículos sobre migración
 
Muriendo para vivir: el camino del emigrante
Había una vez dos salvadoreños viajando fuera de su tierra. Ambos debían cruzar varios países para llegar a su meta; iban acompañados, con su equipaje y sus respectivas responsabilidades, pero las circunstancias eran distintas. El 24 de junio del 2005, el presidente Antonio Saca junto a miembros de su gabinete se reuníaen Francia con empresarios y directores de organismos internacionales; mientras, Elí Rivera –joven emigrante originario de Ahuachapán– atravesaba México con la esperanza de llegar a Estados Unidos de América (EUA).

A Saca lo recibían con abrazos y apretones de mano, lo rodeaban con platos de buena comida, bebidas exóticas, sonrisas y ofrecimientos como el de “Lacoste”, la prestigiosa fábricade camisas y otros artículos de moda que –según el mandatario– le interesaba establecer en El Salvador una planta de producción. En cambio Elí, en su viaje tenía que esconderse de algunas autoridades mejicanas o acostumbrarse a sus golpes, insultos y demandas de dinero para que lo dejaran continuar avanzando hasta su destino. Apenas comía y el agua era escasa. En México había conseguido que suhermano le prestara cincuenta dólares para continuar su trayecto y lideraba una “delegación” formada por algunos primos y amigos; en total, eran cuatro hombres camino al “norte”.

Ese día, Saca seguramente durmió en un hotel francés de cinco estrellas mientras Elí y sus acompañantes lo hicieron bajo todas las estrellas, a cielo abierto. Al día siguiente, la noticia de los “logros” de Saca apareciópomposa en los medios nacionales. A diferencia de esa “alegría”, la familia Rivera recibió un trágico aviso: un tren le había destrozado el cráneo a Elí. Sus acompañantes pidieron ayuda a la Cruz Roja de aquel país y lo trasladaron al Hospital Central “Dr. Ignacio Morones Prieto”, en San Luis Potosí, donde lo atendieron.

Este joven ahuachapaneco no es la única persona emigrante accidentada entierras extrañas. En la prensa escrita, radial, televisiva y electrónica del país se reporta una larga lista de lisiadas y mutiladas por los trenes en los que pretendían acercarse a la realización de su sueño en tierra estadounidense; sueño que, a final de cuentas, terminó siendo una verdadera pesadilla. Pese a esto, un promedio diario de quinientas personas hacen maletas y emprenden este peligrosoviaje. El desempleo y el subempleo, la pobreza, el abandono del sector agrícola, los bajos salarios, la inseguridad y la falta de oportunidades son poderosas razones que les obligan a dejar su familia. No tienen otra opción que arriesgar su vida, con tal de que los suyos tengan lo necesario para sobrevivir.

Esas dificultades también las enfrentó Elí, el emigrante. Su vida inició en Tacuba, unode los municipios ubicados en el rango de la extrema pobreza y “beneficiario” del programa “Red Solidaria”. Estudió hasta sexto grado y ayudó a su padre en las labores agrícolas. Era un muchacho sano, con las inquietudes propias de su edad. Pero llegaron las responsabilidades, se acompañó y fue padre. Entonces comenzó a buscar el pan diario para su nuevo hogar; esa necesidad básica que no pudoresolver en su país “seguro” y “unido”, según la propaganda oficial, lo obligó a abandonarlo y a alejarse de sus familiares. Cuando éstos se enteraron del accidente, comenzaron a gestionar su retorno. Enviaron cartas a diferentes entidades y funcionarios: al presidente Saca, a la primera dama y presidenta de la Secretaría Nacional de la Familia, y a Carlos Velasco, cónsul de El Salvador en México.Ninguno tuvo siquiera la decencia de responder; simplemente, los ignoraron. Para esta gente, como para mucha otra, no alcanzó el “sentido humano” del actual gobierno.

Semejante comportamiento contrastó con la repuesta del Estado mejicano, Elí fue muy bien atendido allá, tanto que le salvaron la vida pese a que las probabilidades eran mínimas. Por escrito, funcionarios de aquel país comunicaron...
tracking img