Mini cuentos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (885 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 19 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Un vivir de interrogantes.

Nostalgia, frustración, irritación, desespero… Tantas sensaciones, pero sin solución inmediata… así se sentía María Antonia, era tan fría la silla, la noche y su alma,que la tristeza de su rostro era incompresible, pero paso muy rápido, ¿tal vez se equivocaron?, no pudo ser así, hay un mundo que espera que yo lo conquiste; ¡auxilio!… eran sus preguntas y suplicasminuto a minuto… de repente una violenta niebla entra por su ventana, el recinto se congela, y el silencio agobia su mente, las palabras se esfuman de sus labios al entran el doctor de turno y decirle,hemos hecho todo lo posible, el diagnostico no es otro; gotas de dolor se desprenden de sus ojos y rosan su cuello y mejillas, solo las lagrimas de su amado la consuela, solo el abrazo que el leofrece la anima, solo el saber que el esta junto a ella es el impulso que la dirige a reconocer que hay una oportunidad mas, limpia el agua de su rostro y dice, ser invalida no detendrá los planes quesean marcado en mi vida y corazón.




El ansioso sonido.

La noche mas fría, el aroma mas dulce, el paladar se deleita y la noche se calienta, tal vez el tiempo pasa lento, mas lento de lonormal, eso piensa Sara cansada de tanto esperar, su mama sele acerca y dice ya casi se derretirá, el suave susurro de su voz la calma, pero el sonido irritante de su interior la desespera, hasta el puntode que su piel se extrémese, su mirada se opaca y su cuerpo se paraliza; de pronto las ansias inundan su vida; dejándole en su boca un suspiro para contemplar, pero lo esperado llego, el aromaabundantemente creció, y a lo lejos se escucho, las palabras que devolvieron la calma a su vida… el chocolate estuvo, fue en busca de el, su aliento se calentó y su tormento se silencio.MORTAL ETERNIDAD.

La luz de la virtud, la esencia del perder, el valor de ganar y la desgracia de no participar… si algún día dejara de temer, mi desgracia no seria tan frecuente; si algún día mis...
tracking img