Mio cid

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (632 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 16 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Trata de las hazañas de un caballero cristiano, Don Rodrigo Díaz de Vivar, llamado el Cid Campeador (en árabe: Cid=señor y, campeador=batallador, guerrero). Consta de tres cantares: el destierro, Lasbodas de las hijas del Cid) y La afrenta de Córpes.
Cantar primero: el destierro
El Rey de Castilla, Alfonso VI, envía al Cid a Andalucía a cobrar, los parias o tributos delos reyes moros deCórdoba y Sevilla; sin embargo, algunos de sus enemigos lo acusan de sus enemigos lo acusan de apropiarse parte de los tributos, motivo por el cual, el Rey lo destierra y le priva de sus heredades.
El Cidseguido de su familia y de un puñado de fieles vasallos, parte hacia tierra de moros. Después de múltiples peripecias, logra resonantes victorias como aquella en la que derrota al conde de BarcelonaRamón Berenguer ganado la famosa espada de éste, llamada Colada. A resultas de sus triunfos, hace tributarios a los musulmanes, y en señal de lealtad y fidelidad, envía parte del botín a su señor, elRey.
Cantar segundo: Las bodas de las hijas del Cid
Nos cuneta que, tras la toma dela ciudad de Barcelona, Alfonso VI, deslumbrado por los triunfos del Cid u por los tesoros recibidos, deCide borrarel pasado perdonando al campeador. En efecto, para lograr la reconciliación, le solicita que sus hijas Doña Elvira y Doña Sol, contraigan matrimonio con los infantes de Carrión (a la sazón, parientasde sus enemigos y motivados antes, antes que por el amor, por la codicia y la envidia). Y las bodas se celebran con gran pompa, durando las festividades alrededor de quince días. Para consolidar tamañoacontecimiento, el Cid halaga con obsequios a sus convidados, y sobre todo, a sus fementidos yernos.
Cantar tercero: La afrenta de Corpes
Después de las bodas, los infantes de Carrión con susrespectivas esposas viven bajo el amparo del Campeador de Valencia, cerca de dos años, formando una sola familia bien avenida. En tanto don Rodrigo Díaz de Vivar, prosigue con sus triunfos, acrecentando...
tracking img