Mirari vos, vigilanti cura, miranda prorsus, y su relación con la comunicación.

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (693 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 21 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Mirari vos, Vigilanti Cura, Miranda Prorsus, y su
Relación con la comunicación.

En la antigüedad, la atención de la iglesia hacia los medios de comunicación, venia dado a que concentraban oconcentran el poder de mover masas, cambiar ideales y pensamientos que, si no son manejados adecuadamente pueden ser utilizados con fines maliciosos. La iglesia tuvo grandes problemas para aprender areconocer los beneficios que los medios de comunicación podrían brindar, mucha gente fue perseguida por expresar sus ideales y fueron acusados de herejes y condenados a muerte por la Inquisición.
Pasaronmuchos años y hubo muchas discusiones para cambiar las opiniones que tenía la iglesia hacia los medios de comunicación, pero fue en los pontificados de Gregorio XVI (con su Carta Encíclica Mirarivos), Pio XI (con su Carta Encíclica Vigilanti Cura) y Pio XII (con su Carta Encíclica Miranda Prorsus), donde se da a conocer el auge de los medios de comunicación y que estos en vez de fomentar el“mal”, podrían ser utilizados para la difusión de sus mensajes.
Gregorio XVI con su Carta Encíclica Mirari vos, nos comenta un poco acerca de la libertad de Imprenta, puesto que después de la aparición deesta, se veía como una nueva tecnología que podía amenazar el control eclesiástico, es por esta razón que la atención de la iglesia se vuelve hacia los medios de comunicación impreso…“Debemos tambiéntratar en este lugar de la libertad de imprenta, nunca suficientemente condenada, si por tal se entiende el derecho de dar a la luz pública toda clase de escritos; libertad, por muchos deseada ypromovida”….”Nos horrorizamos, Venerables Hermanos, al considerar qué monstruos de doctrina, o mejor dicho, qué sinnúmero de errores nos rodea, diseminándose por todas partes, en innumerables libros,folletos y artículos que, si son insignificantes por su extensión, no lo son ciertamente por la malicia que encierran; y de todos ellos sale la maldición que vemos con honda pena esparcirse sobre la...
tracking img