Misioneras

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (664 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 3 de junio de 2014
Leer documento completo
Vista previa del texto
BEATA MADRE JOSEFA HENDRINA STENMANNS PDF


Largos años esperaron con paciencia junto con Helena Stollenwerk trabajando como empleadas en la cocina de la casa misionera.


"Oh Dios, aumenta ennosotros la fe, haznos fuertes en la esperanza".

Hasta que finalmente el 8 de diciembre de 1889,
Arnoldo fundó la Congregación Misionera Siervas del Espíritu Santo.

Hendrina y Helena junto conotras cuatro mujeres entusiastas por las misiones, pudieron iniciar su vida religiosa misionera. Hendrina recibe el nombre de hermana Josefa.


"Nuestra Misión es abrir todos los corazones alAmor".

Después de la Madre María Helena, dirigía la comunidad de las hermanas.

" Dios nos consagró para que seamos un solo corazón y una sola alma.
No seríamos verdaderas Siervas del Espíritu Santosi no practicáramos la caridad fraterna"


Falleció el 20 de mayo 1903.
Beatificada 29 de junio 2008
Durante su vida solía repetir muy a menudo:


“VEN ESPÍRITU SANTO!, DEBE SER NUESTRORESPIRAR”

ESPIRITUALIDAD
Mujer amorosa de Dios. Su sencillez, firmeza en la fe, amor a la oración y devoción al Espíritu Santo dieron a su vida un sello muy peculiar. Corazón de Madre, compañera yamiga para todas las Hermanas. Siempre con el rostro radiante y sereno, practicando y animando la caridad fraterna. Mujer de gran corazón.


"Realicemos todo de tal manera que cado trabajo sea unaoración".



BEATA MADRE MARÍA HELENA STOLLENWERK PDF
Beata misionera: Helena Veralt

nació el 28 de noviembre de 1852 en Rollesbroich, Alemania.
Desde pequeña, estaba como poseída por elanhelo de ir a China como religiosa misionera para dedicarse al cuidado de los huérfanos pobres y abandonados. Pero en Alemania no existía ninguna congregación femenina que trabajase en países de misión, ymucho menos en China. En Helena, sin embargo, ardía un fuego que ningún impedimento humano era capaz de extinguir.
En noviembre de 1881 escribió a Arnoldo Janssen, sacerdote alemán, que había...
tracking img