Misterio! descorriendo el velo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 12 (2778 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 20 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Misterio! Descorriendo el velo
Autor: Cardenal José María Caro Rodríguez (1924)

Capítulo 10: La Masonería y sus ideales de libertad, igualdad y fraternidad

1. 95. La Masonería y sus ideales. Palabras mágicas. La Libertad.

Como al hablar de los fines de la Masonería, ella hace alarde de batallar
por los ideales de la libertad, igualdad y fraternidad. Veamos qué hay en eso de
sinceridady de verdad.

Ya sabemos que para la Masonería la libertad es la independencia absoluta
de toda autoridad, sea la de Dios, sea la del Rey, sea la de la Iglesia, o del padre,
del esposo, &c. ‘Vos seréis libre; dice a sus adeptos, si sois soberano, si sois
sacerdote, rey y dios, si sois el adorador como el adorador del templo.’ Es la
antigua promesa de la serpiente a nuestros padres (Bénoit,F. M. I, 10.)
Semejante libertad en la revuelta, la rebelión contra toda autoridad. Si
alguno creyere que hay en esto exageración, no tiene más que leer las
declaraciones de autoridades masónicas ya citadas. Hay que darse cuenta
también del simbolismo masónico y de los discursos rituales, para comprender
toda la profundidad de la libertad masónica. Esos datos pueden verse en Bénoit
(La F. M.I, 7.)

Cualquiera podría creer, después de leer estas declaraciones de la
Masonería y de saber el continuo alarde que hace de esas palabras, libertad,
liberalismo, que esa institución deja mucha libertad a sus adeptos. La verdad es
todo lo contrario. Es cierto que en el sentido de libertinaje y de la licencia de
costumbres hay muchos que han aprendido y practican la libertad masónica,viviendo sin Dios ni ley, como tantos otros que no son masones. La diferencia
está en que unos lo hacen por principios y por flaqueza. Pero no hay tiranía igual
a la tiranía masónica. Yo mismo he oído decir a masones que sufre la presión
que se les hace en las logias, aún contra sus conveniencias comerciales; he oído
de otros que quieren recobrar su libertad, retirándose de las logias; he llegadoa
saber que cuando un hermano se ha tomado la libertad de ir a la iglesia por
satisfacer quizás su curiosidad, luego tuvo la visita de otro hermano, para
tomarle cuenta de lo que había hecho. Estoy viendo que iniciarse un hermano y
perder su libertad religiosa es la misma cosa; porque no puedo suponer que
personas serias que vienen a misa el domingo pierdan inmediatamente su fe
desde lainiciación cuando todavía no se han dado cuenta de la apostasía que
aquella ceremonia significa.

96.- No existe libertad en la Masonería.

En cuanto a los políticos, por lo que se ha dicho poco antes poco antes, se
puede ver que son todavía menos libres que los demás ciudadanos. Basta
recordar las decisiones del Gran Oriente de Bélgica y la conclusión a que llega,
que ‘es menester ser severoe inexorable contra los que, rebeldes a las
advertencias, llevan la felonía hasta apoyar en la vida política actos que la
Masonería combate con todas sus fuerzas, como contrarios a sus principios,
sobre los cuales no puede ser permitido el transigir’ (Copin, P. O. 132-133.)
Ahí tenéis, pues, al hermano masón, que no tiene aquella libertad de que
goza el último de los ciudadanos; que harenegado de la infalibilidad de la
Iglesia para reconocer una infalibilidad que no sabe dónde está ni de dónde
viene. Mientras el profano obedece a autoridades legítimas, visibles, y a leyes
que conoce, al Hermano está expuesto a ser manejado como el niño pequeñuelo,
según el capricho de esa dirección oculta que, como se ha visto, en Francia lo
pasó jugando a la política, haciendo adorar yderrocar sucesivamente a los jefes
de la nación. Por algo se le obliga a hacer en las logias ejercicios infantiles.
Por algo también hace sus juramentos, en los cuales renuncia a su
voluntad mucho más aún de lo que lo hace un religioso. ‘Juro obedecer sin
restricción, tanto la Const.•. masónica, como los Reglamentos Generales de la
Ord.•. etcétera’, dice en Chile el masón. El Minerval de los...
tracking img