Mitos cosmogonicos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 13 (3170 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 14 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LEYENDAS DE VERACRUZ =)
Leyenda de la Mulata Córdoba
Hace muchos año, vivía en la ciudad de Córdoba una hermosa mujer. No tenía padre ni madre. Sola en el mundo la llamaron Soledad. Tenemos que decir que era Mulata.

Como no era bien visto en esos tiempos un color diferente al blanco de la piel. Los indios y los negros no tenían derechos y esta mujer siendo mulata atestiguaba la unión entredos razas. Su extremada belleza la hizo blanco de requiebros. Las mujeres empezaron a hacer correr el rumor de que ella sabía de embrujos, magia y encantamientos. Aseguraban haber visto por las noches salir de las ventanas de la choza donde vivía una luz intensa y escuchar música extraña y misteriosa. Las autoridades y sus propios vecinos empezaron a espiarla para comprobar sus nefastasrelaciones con el maligno. Al contrario, la veían ir a misa.
El Alcalde de Córdoba, le confesó su amor, llegó a prometer regalos y premios si cedía a entregarle su cuerpo. La Mulata no estuvo dispuesta.

La misma noche, el alcalde seguido por sus asistentes, policías y hasta amigos, rodearon la choza de la Mulata y en nombre de la Santa Inquisición le mandan abrir la puerta, pero ella, presa de justomiedo, no obedece.
Por fin fue apresada y llevada en una carreta descubierta, donde fue encerrada en San Juan de Ulúa, en espera de su castigo.

Lo cierto es que después de su rápido juicio se encontró culpable de sostener pactos con el maligno, la sentencia decía que la Mulata de Córdoba, fuera quemada con leña verde, en presencia de los ciudadanos para que tomaran claro ejemplo de lo que nose debe hacer y dar justo escarmiento, de los que, como ella, se apartan de los caminos del bien.

Toda la noche, Soledad la pasó dibujando con un trozo de carbón un barco en la pared del calabozo. Con tal maestría y primor que el carcelero que al otro día en la madrugada fue a buscarla, quedó pasmado ante tal obra de arte. Tenía perfectamente delineados todos los aparejos de un bajel dispuestopara una gran travesía en alta mar. Ante la sorpresa del guardia, Soledad le preguntó con una amplia sonrisa. “¿Qué es lo que le falta a esta embarcación?”. A lo cual contestó presuroso el guardián. “Andar”. “Pues mira cómo anda” le respondió la Mulata subiendo ágil por las escalerillas del barco.

PAGINA DE DONDE LA SAQUE: http://www.uv.mx/popularte/esp/scriptphp.php?sid=500

LEYENDA DE LACONDESA DE MALIBRAN

En la ciudad de Veracruz, se rumoraba de algunas cosas extrañas que pasaban en la casa de una mujer que había llegado a la ciudad acompañada de mucho lujo, y que frecuentemente visitaba a una persona que practicaba la brujería, ya que se encontraba desesperada porque no podía tener hijos.

Se sabía que era esposa de un conde de la corona española que continuamente andabade viaje por periodos largos de tiempo, y que el lugar donde vivían era una mansión muy lujosa, por ese motivo fue conocida por la gente de la ciudad como la condesa de Malibrán, ya que por aquellos años, en lo que en la actualidad son las calles de Lafragua y Malibrán, existieron un rancho y un panteón que llevaban el nombre de Malibrán.

Siempre llegan barcos de todas partes del mundo, y lahermosa condesa, buscaba algún visitante que le agradara para invitarlo a las fastuosas fiestas que organizaba en su mansión durante la ausencia de su esposo y que se prolongaban hasta el amanecer; momento en el cual, se iba la gente y la dama quedaba sola con su acompañante en turno. Se dice que al trascurrír de los dias siguientes, el invitado en cuestión jamás volvia a ser visto.

Se cuenta,que durante mucho tiempo siguió viendo a la bruja, para rogarle que le quitara el malefìcio de no poder tener hijos, hasta que por conducto de esas hechicerías, logro embarazarse, teniendo por resultado el nacimiento de un hijo deforme al cual trató de ocultar, manteniendo su vida de fiestas exageradas y amores ocasionales que desaparecian sin dejar rastro alguno.

Un día, regresó su esposo de...
tracking img