Mitos y leyenda de pancho villa

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (366 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 29 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
E
L 20 de julio de 1923, Pancho
Villa cayó abatida en una emboscada perpetrada por un grupo de asesinos que contaban con el apoyo del gobierno de obregón. Sin fin no podía llegar de otra manera,aun cuando el Centauro lleva tres años de haberse retirado a la vida privada. Seguía siendo una amenaza para la estabilidad del país.
Las andanzas de Francisco Villa no terminaron con su muerte,como muchos otros personajes de la historia, su biografía alcanzo unas líneas post mortem.
En los primeros días de febrero de 1962 una escalofriante noticia recorrió el país. La tumba de villa. En elpanteón de dolores de parral, chihuahua, había sido profanada y al cadáver del centauro le habían cercenado la cabeza. Las malas lenguas señalaron como culpables a los estadunidenses. No sin ciertosarcasmo, la vox populi intento darle una explicación al suceso: Columbus. Al no dar crédito alguno a su capacidad creyeron necesario estudiar su cerebro, o lo que aun quedaba de él.

Sin cabezaUna de las versiones más aceptada de las cabezas de villa señalada responsable coronel Francisco Durazo Ruiz, acatando en el presidio militar de parral, quien vio la oportunidad de su visa al encontrasecon un volante, el cual señalaba que los estadounidenses ofrecían 50 000 dólares por la cabeza de Villa. El militar de escasas luces intelectuales no reparo que la recompensa había sido ofrecidasiete años atrás, en 1916, luego del asalto de Columbus, pero fue más lejos: tomo al pie de la letra el ofrecimiento, los gringos querían literalmente, la cabeza de Villa.
Durazo envió a sus hombres aprofanar la tumba y con la cabeza de Villa en su poder, marcho a Estados Unidos a cobrar su jugosa recompensa. En una de las estaciones del ferrocarril de Ciudad Juárez, el general Arnulfo R. Gómez losorprendió y lo cuestiono por estar fuera de su plaza y sin permiso. A Durazo no le quedo más remedio que confesar y le mostro la caja metálica de municiones donde traía la cabeza. El general lo...
tracking img