Mitos y leyendas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1163 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 11 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
UN PACTO CON EL DIABLO
A continuación presentamos una historia verídica, que por cierto aun existe el hombre al que me voy a referir. Cuenta que don Serafín, que así se llamaba este señor, se reunió con otros dos amigos cuando su juventud. Dijeron que querían ser brujos, pero en esa época para ser brujo se necesitaba entregar el alma al diablo. Se llego el día en que se tenían que verdirectamente con el diablo, se fueron por una cueva por alrededores de Matasano o Buga y esperaron que fueran las doce de la noche.

Ellos pensaban que el diablo se iba a presentar con cachos y con cola y realmente no fue así porque de pronto sintieron un ventarrón y lo vieron de cachaco. Los amigos se volaron, no fueron capaces de ver la presencia del diablo. Don serafín se quedo y hablo con el diabloque era un señor de cachaco y bien presentado. Luego hicieron el pacto donde él le entregaba el alma: para hacer ese pacto se necesitaba hacer cierto trabajito. Después de hablar con el diablo se fue para la casa tranquilamente.

El trabajito era que para ser brujo tenía que irse para el monte por los lados de Graciano, atravesar el monte, llevar un gato negro, clavar tres cruces; una a laentrada del monte, otra más allá, más o menos en la mitad y otra cruz a cierta distancia. Al terminar de clavar la tercera cruz debía encender una hoguera para echar a cocinar el gato negro. Después de cocinar el gato vivo tenia que sacar hueso por hueso, diciendo ¡este es? ¿Este es? Hasta que respondieran cual era el hueso. Ya con ese huesito tenia todos los secretos, todas las garantías para ser unbrujo temible.

Bueno él se organizó y dijo: tal día me voy a hacer ese trabajo. Cogió un gato negro, se fue hacia el monte, llegó a la mitad del monte, clavó la tercera cruz y más allacito empezó a hacer la hoguera, puso la olla en ella y cuando el agua estaba caliente echó el gato. Cuando se cocino el gato vivo empezó a sacar los huesos, pero sin darle el frente a la olla, sino la espalda.Empezó a sacar hueso por hueso y decía: ¿este es? No respondían. ¿Este es? Hasta que llegó la hora en que ese era el huesito y le respondió una voz de ultratumba:
- Eeesee ess.

Ahí mismo que escuchara esa voz tenia que salir corriendo porque el ventarrón y el diablo estaban encima y si se dejaba coger se lo llevaba. Tenía que correr hacia donde estaba la primera cruz, que tenía que haberla puesto alpie de la hoguera, pero él era tan bruto que la puso como a una cuadra de distancia. Corrió con el huesito, sintió que el ventarrón o alguien lo iba a agarrar y corrió hasta que llegó a la primera cruz. Se tiro en la cruz a descansar. Ya tenía el poder de la brujería.

Ya salió y empezó a hacer maldades este tipo, porque ya era brujo, ya no lo veía nadie. Cuando él quería ser brujo, no era sinomentar el diablo y ya le daba todos los poderes. Quería ir donde la novia y ahí mismo un caballo se le aparecía y atravesaba de lado a lado el pueblito de Barbosa. Le hacia maldades a la novia, arañaba a los hermanos, les escondía la ropa. Era un brujo muy dañino, fue consiguiendo plata y se volvió rico, malo y rico como un berraco.

Ya con la edad, como a los cuarenta años empezó a sentirseenfermo hasta que se agravó el viejo, llamaron al cura para que lo confesara y el cura le decía: - No, vos fuiste muy malo hombre, yo no te puedo confesar.

No lo confesaba porque le había entregado el alma al diablo. Es tanto así, que una vez le dijeron que para pasar la fondita de aquí de Potrerito, por ahí a media noche nadie era capaz de pasar ese camino, porque por ahí se atravesaba un ataúdy él dijo: yo soy capaz de atravesarlo, vamos a apostar y apostó plata. Se tomó unos aguardientes antes de las doce y se fue. Preciso, se le atravesó al ataúd. Entonces se bajó del caballo, porque el caballo no quiso seguir, se sentó encima del ataúd y pasaban las horas, dos, tres, cuatro, cinco de la mañana. A las cinco y media empezó a oírse un ruidito cerca del a ataúd, hasta que una voz...
tracking img