Mitos y realidades de la fiebre

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 15 (3559 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 23 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Atención Primaria
Medwave 2007 Mar;7(2):e1976 doi: 10.5867/medwave.2007.02.1976
Fiebre ¿amiga o enemiga de los niños?
Is fever a friend or foe of children?

Expositor: Francisco Moraga M.(1)
Filiación:
(1)Complejo Hospitalario San Borja Arriarán, Santiago, Chile
Resumen [+]
Resumen
Este texto completo es una transcripción editada y revisada de una conferencia dictada en el XV Cursode Extensión de Pediatría, organizado por el Servicio de Pediatría del Hospital Clínico San Borja Arriarán, el Departamento de Pediatría Centro de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile, el Servicio de Salud Metropolitano Central y la Dirección de Atención Primaria. Se realizó entre abril y noviembre de 2006, y sus directores fueron el Dr. Francisco Barrera y la Dra. Cristina Casado.(X) Cerrar Resumen
Introducción
Durante siglos se consideró a la fiebre como una enfermedad en sí misma y no como un síntoma o manifestación de otro proceso patológico, infeccioso o no infeccioso. Este concepto, que se ha mantenido hasta hoy, se puede ejemplificar con la clásica cita bíblica de Mateo y Lucas: "Jesús fue a casa de Pedro, donde encontró a la suegra de éste en cama, con fiebre;Jesús le tocó la mano, se le pasó la fiebre, ella se levantó y comenzó a atenderle" (Mateo 8: 14-15; Lucas 4: 38-39)"; aunque hay ejemplos más modernos, como el de Sir William Osler, que en su calidad de Presidente de la Asociation of American Physicians de los Estados Unidos, en una alocución del año 1985 señaló que: “la humanidad enfrenta tres grandes enemigos: la fiebre, la hambruna y la guerra, yde éstos, lejos el más grande, el más temible es la fiebre”. Esta visión de la fiebre, en que se confunden el síntoma y la enfermedad, genera una serie de problemas, ya que muchas veces se trata la fiebre sin tener conciencia de que existe un proceso patológico de base y que no sólo no está indicado tratar la fiebre, sino que además se está ocultando el verdadero proceso sobre el cual se deberíaejercer el acto médico. En Chile, el profesor José Joaquín Aguirre en el año 1857, en lo que tal vez fue la primera comunicación sobre esta discusión, señaló en su memoria “hai fiebres esenciales” que existían fiebres esenciales, porque en muchas de las autopsias que había efectuado en personas fallecidas con fiebre no había encontrado hallazgos patológicos orgánicos, de modo que consideró que lafiebre era un proceso patológico, o sea, una enfermedad en sí misma (Memoria Prof. Dr. José Joaquín Aguirre. Anales de la U. de Chile, 1857). Después el Dr. José Ramón Meneses, conocido profesor de la Historia de la Medicina en Chile, lo refutó, afirmando que la fiebre es un proceso inflamatorio y siempre hay un elemento orgánico de base (De la irritación inflamatoria de la fiebre. Prof. Dr. JoséRamón Meneses. Anales de la U. de Chile, 1858).

Celsius, en el año 30, afirmó que la fiebre es sin duda una enfermedad, concepto que predominó en la medicina galénica durante muchos años, hasta 1868, en que Karl Wunderlich demostró en forma científica la relación de la fiebre con enfermedades, mediante el uso del termómetro, que había sido desarrollado por Galileo, Tusceny y Farenheit. Estecientífico elaboró la termometría, instauró la práctica de registrar este signo vital como uno de los elementos centrales dentro del examen físico de cualquier paciente, midió la temperatura en miles de pacientes, fijó los límites normales y describió las primeras fiebres características, como la fiebre tifoidea y la de la malaria. Posteriormente, Welch, en 1888, Menkin y Billroth, en 1943 y Beeson,en 1948 fundamentaron el rol de los microorganismos y la respuesta inflamatoria como causa de este síntoma y hablaron, por primera vez, de los pirógenos endógenos.

En un estudio realizado entre enero de 2002 a enero de 2003 en el Servicio de Urgencia del Hospital Clínico San Borja Arriarán, se encontró que, de un total de 7.500 consultas pediátricas mensuales, en promedio, 2.400 consultas...
tracking img