Moby dick

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1798 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 12 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Diana Figueroa Noveno “D”

MOBY DICK

Primer Capítulo: Me llamo Ismael, soy un marinero que después de haber estado algún tiempo sin viajar decidió hacerlo nuevamente; fui rumbo al Pacífico y después al Cabo de Hornos, al puerto ballenero de New Bedford yo buscaba una posada barata ya que no tenía mucho dinero, y así terminé en “El Mesón del Surtidor de la Ballena” el dueño, Peter Coffin cuyoapellido significaba en ingles “ataúd” me ofreció dormir en una habitación con un arponero. Me quedé esperando a que llegara para poder ver de quien se trataba, pero después de una larga espera decidí irme a dormir, ya acostado en la cama sentí que él había llegado, el no se había percatado de mi presencia así que se quito sus botas, el abrigo y su sombrero, yo me quede asombrado y aterrorizadoal ver que aquel hombre tenía todo el cuerpo tatuado, la cabeza calva y además unas costumbres muy extrañas, de pronto tomo una funda negra que había traído y sacó de ella una cabeza disecada; eso fue lo último que aguante antes de ponerme a gritar como loco; para mi suerte el dueño llegó enseguida y lo tranquilizó como a un niño. Yo también ya tranquilo me acosté a dormir con aquel extrañoarponero.

Segundo Capítulo: Al día siguiente empezó mi amistad con aquel grandulón llamado Quequeeg en el momento en el que yo le traduje unos cuadros que el veía con mucha atención, y el como agradecimiento por eso y por tratarle como una persona normal y no como un salvaje me regaló la cabeza disecada y

unas cuantas monedas, yo logré vender la cabeza y con aquel dinero pague la cuenta de los dosen aquella posada barata. Quequeeg parecía un salvaje y según lo que me contó deduje que sus antepasados eran caníbales, pero Quequeeg tenía un gran corazón y lo demostró cuando navegábamos en el “Moss” hacia Nantucket cuando uno de los marinos se burló de Quequeeg y el le respondió Quequeeg se metió en problemas y fue azotado; mas una hora después el marino burlón cayó al mar en una tormenta, yQuequeeg sin pensarlo dos veces y arriesgando su propia vida se lanzó al mar y lo salvó. En tierra firme decidimos navegar en el “Pequod”, ahí los dos oficiales que estaban a cargo nos preguntaron si conocíamos al capitán Achab y nos contaron algo acerca de él, una gran ballena le había dejado sin pierna; ya cuando nos embarcamos en aquel navío me asombró mucho que otros marinos nos advertían delcapitán y mucho mas que éste no se había presentado para dirigir el barco mientras nos dirigíamos al Atlántico.

Tercer Capítulo: En el “Pequod” entre las personas mas importantes estaban los oficiales: Starbuck; después Stubb; y el tercero Flask que era el mas joven. Estos tres oficiales mandaban en las balleneras del “Pequod”, ellos ya habían elegido sus propios escuderos: Starbuck escogió aQuequeeg; Stubb a Tashtego; y Flask a un gigantesco negro llamado Daggoo. Un día mientras iba a mi turno logré ver por primera ves al capitán Achab tan solo por un momento pues regresó hacía su camarote enseguida. Pronto se acabaron los días de frío y comenzaron los calurosos y asoleados en los cuales contábamos historias y el capitán Achab se nos unió; parecía de tan buen humor, hasta que un díael oficial Stubb le reclamó por el ruido que hacía con su pierna de hueso de Charcalote por las

noches y no dejaba dormir; el capitán Achab enfureció y lo insultó mandándolo fuera de su habitación . Otro día el capitán Achab mandó a hacer formar a toda la tripulación sobre cubierta lo que no era muy común pues solo se lo hace cuando es sumamente importante.

Cuarto Capítulo El capitán Achabtomó una onza de oro en sus manos y nos explicó que esta valía 16 dólares y que se la daría al primero que viera a “Moby Dick”; en ese mismo momento los tres arponeros se pusieron a dar las características de la moustrosa ballena el capitán se mostró contento al saber que alguien la conocía, pero el oficial Starbuck no demostró lo mismo al, mas el capitán Achab como si no escuchara los reclamos...
tracking img