Modernidad y postmodernidad

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 12 (2863 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 22 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
La réplica a la Modernidad viene ya de lejos. Comienza con el
Romanticismo, un movimiento que apuesta por la nostalgia ya que no
pretende superar al modernismo hacia adelante sino la vuelta a
tiempos pasados, la Edad Media.
Es en nuestro siglo cuando la reacción antimodernista va a tomar
un cariz más frontal y con cierta notoriedad. Se inicia con el
protagonismo de un grupo deescritores, J. Joyce, E. Ionesco, T. Eliot
y S. Beckett. El vacío espiritual, el sin sentido, la vulgaridad, la miseria
humana, el cambio de una vida del bien-ser por la del bien-estar que
nos está proporcionando el vivir moderno, son temas constantes y
repetidos en sus diferentes escritos y alegatos.
Numerosos filósofos de esta época describen el mundo moderno
como un mundo sin rumbo. E.Mounier declara que su momento
histórico coincide con el final de un «ciclo de civilización». Los
beneficios de la Modernidad no han compensado los prejuicios.
Vivimos en un mundo en el que «nadie sabe a donde va, se ha
confundido la libertad con la insolidaridad con los demás».
R. Guardini denuncia que «el hombre moderno está desalojado del
centro del ser». Las ciencias intentancontinuamente introducirle en
categorías mecánicas, biológicas, psicológicas y sociológicas que no
le pertenecen. El resultado es claro, «se habla del hombre, pero no se
le ve; se va hacia él, pero no se llega; se le encierra en estadísticas,
se le enmarca en organizaciones, se le manipula para ciertos fines,
pero siempre se asiste a un extraño y grotesco espectáculo cuyo
protagonista es unfantasma».
También en la calle está presente la desconfianza y la crítica al
mundo moderno. Su manifestación es nueva y provocadora. Hippies,
beatniks, provos y, sobre todo, los estudiantes de Paris en el Mayo del
68, son los protagonistas de esta contestación. Coinciden en el
desprecio a un mundo que no les gusta, vacío y sin encanto, falto de
calor humano, sin referencias. Algunosfilósofos jóvenes escriben
sobre «la pérdida metafísica de hogar» en la que el hombre moderno
se encuentra.
Muchos sociólogos del momento, al hacer análisis descriptivos y
comparativos de las encuestas, coinciden en afirmar que, en el
ciudadano de cualquier país moderno, pertenezca a uno u otro ámbito
político, con muros o sin muros, existe una tremenda desconfianza
frente al papel delEstado. Éste no sirve al ciudadano de a pie, más
bien, oprime y explota. Se le siente lejano e insensible a los problemas
de cada día. Se le teme como controlador por sus reglamentaciones,
voraz en sus impuestos. Se le ve como ojo vigilante que le dicta
normas, lo que tiene que hacer, pensar y hasta el modo de divertirse.
Hoy la contestación a la Modernidad la protagoniza laPostmodernidad. Este movimiento se ha convertido en un talante de
época, ha invadido todos los sectores de vivir y sentir. Todo es y se
dice postmoderno aunque lo dicho y su aplicación sean
compIetamente distintos.
En lo que coincide toda Postmodernidad es en la crítica y rechazo
de la Modernidad. Las raíces de la razón moderna son puestas al
descubierto y se detecta que en su racionalidad existeuna tremenda
irracionalidad; que el fundamento del progreso está viciado; que las
esperanzas e ilusiones que propone la época moderna están
cimentadas en el engaño.
Este rechazo general tiene modalidades, enfoques y perspectivas
muy diferenciadas. Esto hace que sea muy difícil catalogar los
movimientos postmodernos. Yo me voy a limitar a describir la
Postmodernidad del desencanto o lapost-ilustración de los
postmodernos. Es el movimiento de autores como Lyotard, Vattimo,
Lipovetski y Rorty entre otros. Dividiré el estudio en tres partes: en la
primera, describiré las características de la Modernidad; en la
segunda, la crítica que de ella hace la Postmodernidad; y en tercer
lugar, el hombre y la sociedad que aparece en la Postmodernidad del
Desencanto.

1....
tracking img