Modernidad

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 14 (3458 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 29 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
La cultura antimónica nos dice que el capitalismo esta desgarrado por una crisis cultural profunda donde podemos resumir con una palabra “modernismo” que se basa en la negación de la tradición, en el culto a lo novedad y al cambio. En 1880 y 1930 cuando el modernismo adquiere tosa su amplitud en el hundimiento de espacio clásica, desde entonces los artistas se rebelan violentamente contra elorden oficial y el académico odio a la tradición y furor de renovación total. Brusca ruptura en el trama del tiempo discontinuidad entre un antes y un después donde el modernismo no se contenta con la producción de variaciones estilísticas y temas inéditos , quiere romper la continuidad que nos liga al pasado , instituir obras absolutamente nuevas donde las obras de vanguardia tan pronto como hansido realizadas pasan a la retaguardia y se hunden en lo ya visto.
El modernismo prohíbe el estancamiento, obliga a la intervención perpetua a la huida hacia adelante esa es la contradicción inmanente al modernismo “el modernismo es una especie de autodestrucción creadora”. Donde también nos dice que el modernismo se define menos por declaraciones y manifiestos positivos que por un proceso denegación sin límites y que por este hecho no se salva ni del mismo “la tradición de lo nuevo”
La negación ha perdido su poder creativo, los artistas no hacen más que reproducir y plagiar los grandes descubrimientos D. Bell dice que el posmodernismo es la fase de declive de la creatividad artística cuyo único reporte es la explotación extremismo de los principios modernistas. D. Bell adopta laopinión de O. Paz y dice que las negaciones del arte moderno “son repeticiones rituales”. La negación ha dejado de ser creadora, donde no es el fin del arte si no que vivimos el de la idea de un arte moderno.
El callejón sin salida de la vanguardia esta en el modernismo, es la cultura profundamente individualista que solo acepta como valor lo nuevo. El marasmo posmoderno es el resultado delaumento de una cultura cuyo objetivo es la negación de cualquier orden. El modernismo no solo es rebelión contra sí mismo, es a la vez revolución contra todas las normas y valores de la sociedad burguesa “la revolución cultural”. La cultura modernista es por excelencia una cultura de la personalidad, tiene por centro el “yo”.
La aparición del consumo de masas en los USA en los años veinte, lo queconvirtió el hedonismo hasta entonces patrimonio de una minoría de artistas e intelectuales, ahí reside la gran revolución cultural de las sociedades modernas. La difusión a gran escala de los objetos considerados hasta el momento como objetos de lujo, con la la publicidad la moda; las mass media y sobre todo el crédito cuya institución socaba directamente el principio del ahorro, la moralpuritana cede el paso a valores hedonistas que animan a gastar, a disfrutar de la vida a ceder e los impulsos. El mayor instrumento de destrucción de la ética protestante fue la intervención del crédito. Antes para comprar había que horrar. Pero con una tarjeta d crédito los demás pueden satisfacerse de inmediato.
El hedonismo se convierte el “principio axial” de la cultura moderna, la sociedadmoderna ya no tiene un carácter homogéneo y se presenta con la articulación compleja de tres órdenes distintos, el tecno-económico , el régimen político y la cultura. Donde estas esferas no concuerdan las unas con las otras y tienen distintos ritmos de cambio. El orden tecno-económico o estructura social esta regido por la racionalidad es decir la eficacia, la meritocracia, la utilidad y laproductividad. La esfera que regula el poder y la justicia social e sla igualdad de resultados . todo ello produce una “ disyunción de las ordenes “ , una tensión estructural entre tres ordenes basadas en lógicas autonomicas : el hedonismo, la eficiencia y la igualdad. La crisis de la sociedades modernas es ante todo cultural o espiritual.
Modernismo y valores democráticos
Para D. Bell el...
tracking img