mono

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1132 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 23 de noviembre de 2014
Leer documento completo
Vista previa del texto
Blanco-1966
Escrito en tres columnas, para permitir que el lector pudiera realizar un viaje de sensaciones visuales y literarias, que hoy gracias a la tecnología permite leerlos, como Paz lo hubiera deseado.
La transparencia es todo lo que queda
Paramera abrasada
del amarillo al encarnado
la tierra es un lenguaje calcinado.
Hay púas invisibles, hay espinas
en los ojos.
En un murorosado
tres buitres ahitos.
No tiene cuerpo ni cara ni alma,
está en todas partes,
a todos nos aplasta:
este sol es injusto.
La rabia es mineral.
Los colores
se obstinan.
Se obstina el horizonte.
Tambores tambores tambores.
El cielo se ennegrece
como esta página.
Dispersión de cuervos.
Inminencia de violencias violetas.
Se levantan los arenales,
la cerrazón dereses de ceniza.
Mugen los árboles encadenados.
Tambores tambores tambores.
Te golpeo cielo,
tierra te golpeo.
Cielo abierto, tierra cerrada,
flauta y tambor, centella y trueno,
te abro, te golpeo.
Te abres, tierra, 219
tienes la boca llena de agua,
tu cuerpo chorrea cielo,
tierra, revientas,
tus semillas estallan
verdea la palabra

Salamandra(1962)

Palpar
Mis manosabren las cortinas de tu ser
te visten con otra desnudez
descubren los cuerpos de tu cuerpo
Mis manos
inventan otro cuerpo a tu cuerpo

Libertad bajo palabra (1960)
SEMILLAS PARA UN HIMNO

Tus ojos
Tus ojos son la patria del relámpago y de la lágrima,
silencio que habla,
tempestades sin viento, mar sin olas,
pájaros presos, doradas fieras adormecidas,
topacios impíos como la verdad,otoño en un claro del bosque en donde la luz canta en el hombro
de un árbol y son pájaros todas las hojas,
playa que la mañana encuentra constelada de ojos,
cesta de frutos de fuego,
mentira que alimenta,
espejos de este mundo, puertas del más allá,
pulsación tranquila del mar a mediodía,
absoluto que parpadea,
páramo



Relato de un nàufrago (1970)

Mi primera noche solo en elCaríbe
A las cuatro de la tarde se calmó la brisa. Corno no veía nada más que agua y cielo, como
no tenía puntos de referencia, transcurrieron mas de dos horas antes de que me diera cuenta
de que la balsa estaba avanzando. Pero en realidad, desde el momento en que me encontré
dentro de ella, empezó a moverse en línea recta, empujada por la brisa, a una velocidad
mayor de la que yo habríapodido imprimirle con los remos. Sin embargo, no tenía la menor
idea sobre mi dirección ni posición. No sabia sí la balsa avanzaba hacia la costa o hacia el
interior del Caribe. Esto último me parecía lo más probable, pues siempre habla
considerado imposible que el mar arrojara a la tierra alguna cosa que hubiera penetrado 200
millas, y menos sí esa cosa era algo tan pesado como un hombreen una balsa.
Durante mis primeras dos horas seguí mentalmente, minuto a minuto, el viaje del
destructor. Pensé que si habían telegrafiado a Cartagena, habían dado la posición exacta del
lugar en que ocurrió el accidente, y que desde ese momento habían enviado aviones y
helicópteros a rescatarnos. Hice mis cálculos: antes de una hora los aviones estarían allí,
dando vueltas sobre mi cabeza.El coronel no tiene quien le escriba (1961)

Capitulo 3
Esa misma tarde, cuando los compañeros de Agustín abandonaron la casa haciendo
cuentas alegres sobre la victoria del gallo, también el coronel se sintió en forma. La
mujer le cortó el cabello. «Me has quitado veinte años de encima», dijo él,
examinándose la cabeza con las manos. La mujer pensó que su marido tenía razón.
-Cuandoestoy bien soy capaz de resucitar un muerto -dijo.
Pero su convicción duró muy pocas horas. Ya no quedaba en la casa nada que
vender, salvo el reloj y el cuadro. El jueves en la noche, en el último extremo de los
recursos, la mujer manifestó su inquietud ante la situación.
-No te preocupes -la consoló el coronel-. Mañana viene el correo.
Al día siguiente esperó las lanchas frente al...
tracking img