Monografias

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (928 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 28 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Por debajo de la mesa

por Gonza
Hola, me llamo Gonzalo y antes de empezar a describiros lo que me paso aquel día quiero contaros por encima de donde viene mi historia.
Trabajo en una oficinade Los Angeles, USA, aunque soy de Madrid, hasta ahora he vivido en Los Angeles catorce años, de los cuales 8 he trabajado en esta oficina de turismo en la cual de vez en cuando aparecen ciertaschicas que la verdad no está nada mal, también como es normal siempre cae algún vejestorio, pero claro no os voy a aburrir con esas historias.

Hace 3 años y medio mas o menos empezó a trabajar unachica, su nombre es Pili, que la verdad no estaba nada mal, pelo negro, delgada, unas piernas alucinantes y una tez dorada la cual destalla un fervor especial cuando la miras, en cuanto empezó a trabajarcon nosotros los demás tíos de la oficina y yo le pusimos el nombrete de Selma (por el parecido con la dicha actriz).

Durante todos estos años siempre he tenido mi mirada fijada en ella, en susincreíbles ojos negros y en sus maravillosas piernas, también en sus pies los cuales adorna siempre con unos zapatos muy sensuales que me sacan de quicio.

Pili tampoco se queda atrás cuandodecidía hincarme sus ojos negros, había habido ocasiones en las cuales su mirada era tan profunda que no podía soportar sus ojos encajados en los míos. Como podéis ver nuestra atracción era mutua, pero laverdad es que nunca me atreví a hacer de esa atracción, que yo diría muy sensual, una realidad, por -h, o por -b, o quizás más importante por miedo a su rechazo, lo cual me hubiera puesto muy pero quemuy mal.

Hace unos meses atrás, todos los de la oficina nos fuimos a tomar unas copas a un bar de los que esta muy de moda, el cual siempre esta a tope, además tiene en la parte de atrás delmismo una pequeña sala en la cual a veces hacen fiestas privadas, en esta ocasión y como en el lugar no cabía un alfiler mas, el dueño nos dio indicaciones para que no nos sentáramos en cualquiera de...
tracking img