Monologo propio de la isla desierta

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1098 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 29 de junio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Todo comenzó cuando yo era un empleado de una oficina, como ustedes, en un lugar donde era todo tan estructurado y perfeccionista; casi sin tener tiempo para pensar en otra cosa que no sea la contabilidad y distraernos con esos buques que tanto me molestaban. En cambio ahora, puedo decirles que no se imaginan la vida que uno puede tener sin tener que trabajar de ese modo y todo tan en el extremode como nos decían que hagamos. No me aguantaba más eso. Siempre pensé en hacer otras cosas, y todo termino en esa oficina que nunca mas volveré. Toda mi vida tuve otros sueños, como tener una cabaña a la sombra de una palmera o estar sin horarios y disfrutar lo que mas pueda la vida; y ahora, recién ahora, me doy cuenta que en la vida todo se puede, aunque ya tenga 60 años, mis años no me loimpiden.
Luego decidi reclamarle las cosas que estaba en desacuerdo con el jefe y me fui de la oficina para encontrar mi nuevo destino.
Al tomar la decisión de irme de la empresa, pensé en irme a una isla desierta, como ya les había dicho. No saben lo grandioso que fue estar allí. No me alcanzan las palabras para describírselo. Ahora les voy a intentar contar el mejor viaje de mi vida.Al estar decidido, fui al puerto y tome un bote con ayuda de un señor, el cual me enseñó como ir a la isla más cerca que había de allí. Tome el barco, tarde 20 días, con lluvias y tormentas, pero logre llegar a una isla. La corriente me llevo a una isla desconocida. Era la más lejos que había desde la oficina que un día decidí irme. No sabia donde estaba. Deje agarrado el barco con un ancla ybaje. No había nadie. Estaba muy sorprendido y ansioso por conocer esta isla, que hasta ahora era desconocida. La isla a pesar de las circunstancias era hermosa, el mar con un color cristalino y colgando de plantas muchas frutas deliciosas que me tentaban probarlas. Con algunas cosas que me había llevado, algo de comida, fuego, agua, y otro tipo de herramientas para sobrevivir, prendí una fogata yaque se estaba haciendo de noche y hacia mucho frío. Pesque dos salmones y los comí, ya pasando mi primer noche durmiendo en la arena algo temeroso.
Al despertarme me veo encerrado entre mucha gente que estaba esperando a que me levante, luego de hacerme muchas preguntas como de donde venía, quién era y qué buscaba allí, me arrastraron hacia otro lugar. Me vi forzado a ir con una venda entrelos ojos, ya que todavía ellos no sabían quien era. Al sacarme la venda observo un lugar inexplicable, con mas plantas de frutas de las que ya había visto, con gente cantando, bailando; disfrutando con sus hijos, mujeres.
Se me acercaron las personas, finalmente no eran como pensaba, se me pusieron a charlar y conversamos sobre todo. Yo estaba realmente sorprendido de todo lo que mehablaban. Me contaron lo que hacían en sus días y yo a ellos pero luego pensaba que eran tan diferentes sus formas de vivir a las nuestras.
Me señalaron un lugar que a ellos les gustaba mucho, al otro lado de la isla. Era en la costa del mar. Donde ellos se divertían con juegos para los más niños y danzas para los mayores. Pero había un lugar que nadie entraba: el mar. Al verlo tan tranquilo, meintrigue sobre como sabría meterse allí, me daba tranquilidad y paz, lo que tanto me faltaba.
Un día al no haber nadie que me pudiera ver me metí en el mar. Nade y nade, hasta que entre muy al fondo de este, sin darme cuenta. Al notar que estaba tan lejos de la costa, mire para allí y vi a lo lejos personas que estaban llegando para su baile, pero ellos no me podían ver. Vi que un tiburón se meestaba acercando y comencé a gritar. Las personas estaban viniendo. Por suerte llegaron a salvarme, pero como verán ustedes el tiburón me saco dos dedos de la mano y al intentar huir me comió dos dedos del pie, realmente fue una desgracia, pero lograron sacarme con vida.
Al llevarme hacia la costa me contaron sobre porque ellos no se metían en ese lado de la isla. Me contaron la historia...
tracking img