Monologos teatrales

MONÓLOGOS DE CARÁCTER DRAMÁTICO. PERSONAJES MASCULINOS
HAMLET, William Shakespeare
Acto Primero. Escena Segunda.
HAMLET: Oh, qué esta sólida, demasiado sólida carne, pudiera derretirse, deshacerse y
disolverse en rocío! ¡O que no hubiese fijado el Eterno su ley contra el suicidio! ¡Oh, Dios! ¡Qué
fastidiosas, rancias, vanas e inútiles me parecen las prácticas todas de este mundo! ¡Vergüenzade ello! ¡Ah! ¡Vergüenza! Es un jardín de malas hierbas sin escardar, que crece para semilla;
productos de naturaleza grosera y amarga lo ocupan continuamente… ¡Qué se haya llegado a
esto! ¡Sólo dos meses muerto!... ¡No, no tanto; ni dos! ¡Un Rey tan excelente que comparado
con éste era lo que Hiperión a un sátiro! ¡Tan afectuoso para con mi madre, que no hubiera
permitido que las aurascelestiales rozaran con demasiada violencia su rostro! ¡Cielos y tierra!
¿Habrá que recordarlo? ¡Cómo! ¡Ella, que se colgaba de él, como si su ansia de apetitos
acrecentara lo que los nutría! Y, sin embargo, al cabo de un mes… ¡No quiero pensar en ello!
¡Fragilidad, tienes nombre de mujer!... ¡Un mes apenas, antes de estropearse los zapatos con
que siguió el cuerpo de mi pobre padre como Niobearrasada en lágrimas; ella, si, ella misma,
¡oh Dios, una bestia incapaz de raciocinio hubiera sentido un dolor más duradero!, casada con
mi tío, con el hermano de mi padre, aunque no más parecido que yo a Hércules!... ¡Al cabo de
un mes!... Aún antes que la sal de sus pérfidas lágrimas abandonara el flujo de sus irritados
ojos, desposada! ¡Oh, ligereza más que infame, correr con tal premura altálamo incestuoso.
Esto no es bueno, ni puede acabar bien. Pero, ¡rómpete, corazón, pues debo refrenar la
lengua!
EL ZOO DE CRISTAL, Tennessee Williams.
Acto Primero. Escena Segunda.
JIM: Me alegra ver que tiene sentido del humor. ¿Usted sabe… que es distinta de todas las
muchachas que he conocido? ¿Le molesta que se lo diga? Hablo en serio. Me siento algo asi
como… ¡No sé cómo decirlo!Generalmente expreso bastante bien las cosas, pero… ¡esto es
algo inexplicable! ¿Le dijo alguna vez alguien que era linda? ¡Pues lo es! Y de un modo distinto
de todas las demás. Y más linda, precisamente, a causa de la diferencia. Oh, ojalá fuese usted
mi hermana. Yo le enseñaría a confiar en sí misma. Uno no tiene porque avergonzarse de ser
distinto. Porque los demás no son tan maravillosos. Soncentenares de miles. ¡Y usted es única!
Ellos caminan por toda la tierra. Y usted, se queda aquí. Son vulgares como… la cizaña, pero…
usted… bueno; usted… ¡es Blue Roses!...
En todos los sentidos… Sus ojos… su cabello… ¡Sus manos son lindas! Ustedes creerán que lo
digo porque ustedes me han invitado a cenar y tengo que ser amable.
¡Oh, podría serlo! Podría decir muchas cosas sin ser sincero.¡Pero le hablo con sinceridad! He
notado que usted tiene ese complejo de inferioridad que le impide sentirse a sus anchas con la
gente. Alguien debe infundirle confianza en sí misma… y tornarla orgullosa en vez de tímida y
evitar que vuelva la espalda a cada momento y… se sonroje…
TODOS ERAN MIS HIJOS, Arthur Miller.
Acto primero.
CHRIS.- Hace falta tiempo para que eso se vaya. Porque eransimplemente hombres. Por
ejemplo, hubo una vez que llovió durante varios días y aquel muchacho se me acercó y me
entregó el único par de calcetines secos que tenía. Me los puse en el bolsillo. Es un detalle de
nada, si quieres, pero así eran los hombres que mandaba. No morían; se mataban defendiendo
a sus compañeros. Eso es exactamente; con un poco más de egoísmo, estarían aquí. Y, al
verloscaer, tuve una idea. Todo estaba siendo destruido, ¿sabes?, pero me parecía que se
estaba construyendo algo nuevo. Una especie de… responsabilidad. Hombre por hombre. ¿Me
comprendes? Mostrar eso, traerlo a la tierra como una especie de monumento que cada cual
lo sientiera detrás… Eso supondría para cada cual una diferencia. Y, luego, volví a casa y
resultaba increíble. Yo… Bien, aquí aquello...
tracking img