Monseñor romero, modelo de cristiano y de obispo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 18 (4402 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 3 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Monseñor Romero, un cristiano
y obispo modelo

Estas reflexiones tienen el propósito de ayudar a comprender la figura y la obra de Monseñor Romero, desde la perspectiva humana, evangélica, eclesial y sociopolítica, de tal manera que su palabra, uno de sus carismas especiales, y su vida misma iluminen, en este tiempo de transformaciones en la patria de Bolívar, a la jerarquía de laIglesia católica, a los cristianos, a los no creyentes, a dirigentes de organizaciones políticas, a las autoridades públicas y a los hombres y mujeres de buena voluntad. Estamos en tiempos de definiciones, de escogencia de rumbos. La palabra y el testimonio de Mons. Romero, pueden ayudarnos a descubrir lo que Dios quiere para el pueblo venezolano.

1. Romero, persona tímida, con defectos, peroque pedía perdón

Monseñor Romero era una persona con una formación y un lenguaje teológico tradicional y conservador. Pero, como decía el padre Neto Barrera, era honesto y quería ser fiel a su compromiso, de ahí su apertura a Dios, que nos habla a través de los profetas del antiguo testamento y con la historia concreta del pueblo salvadoreño. Una cualidad fundamental de Monseñor Romero es suapertura al descubrimiento de Dios y a serle fiel. Romero descubre que Dios nos habla con los acontecimientos concretos, con la vida cotidiana de los campesinos salvadoreños, con sus sufrimientos y alegrías, con sus buenas y malas cosechas. La persecución, los asesinatos y la desaparición de catequistas, de campesinos, de líderes populares y de sacerdotes son maneras que Monseñor Romero tiene dedescubrir el mensaje de Dios.

Monseñor Romero era tímido, él mismo nos lo decía: ¿qué tímido me he sentido ante ustedes?. Tenía dificultades para mirar a los ojos de las personas con quienes conversaba. Era introvertido, de pocas palabras, costaba un poco acercarse a él. Se enojaba con las personas más cercanas, especialmente, cuando las cosas no salían bien. Sus enojos eran pasajeros y luegopedía perdón.
Tenía defectos, pero los reconocía. Primer paso para corregirlos.
Monseñor era de un corazón sensible. Decía, por ejemplo, “se me horrorizó el corazón cuando vi a la esposa con sus 9 niñitos pequeños”, al referirse a una mujer de pueblo, cuyo marido fue desaparecido. “Ya me duele el alma de saber como se tortura a nuestra gente.
Esta sensibilidad de Monseñor Romero nacía de sucercanía con los pobres. Cuando sucedía algo grave se acercaba a lugar, consolaba a las víctimas, lo cual comunicaba. A los seis meses de su responsabilidad como arzobispo nos decía:
“Seis meses de caminar por el calvario de la Iglesia de la arquidiócesis recogiendo muertos, consolando hogares, gritando no a la violencia”, septiembre, 1977.
Monseñor vivió en un hospital, donde nos dice:“que sentía de cerca el dolor, los quejidos del sufrimiento de la noche, la tristeza del que llega teniendo que dejar su familia para internarse en un hospital”.
Monseñor no sólo habló de los pobres, como hacemos muchos, sino que vivió y murió como pobre.
Fue una persona que creyó firmemente en el diálogo. Hablaba con todo el mundo y a toda hora, en cualquier lugar. Recibía sin previa cita,simplemente había que hacer la cola.

Padeció, como todo hombre o mujer, de tentaciones. El mismo tuvo el valor de recocerlo en su último retiro espiritual:

“Siento miedo a la violencia en mi persona. Se me ha advertido de serias amenazas. Precisamente esta semana. Temo por la debilidad de carne, pero pido al Señor que me dé serenidad y perseverancia. Y también humildad porque siento tambiénla tentación de la vanidad”

2. La fe de Monseñor Romero

A pesar de los 20 años de su asesinato Monseñor Romero ha pasado a ser una figura excepcional para la Iglesia salvadoreña, de América, del mundo. Esa excepcionalidad expresada en su persona, en su arzobispado y en su nación salvadoreña tiene sus raíces en la fe de Monseñor Romero, que es lo más profundo en el corazón de toda...
tracking img