Montesquieu

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 13 (3183 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 4 de marzo de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Aguilar, Enrique. La libertad política en Montesquieu: su significado. En publicacion: Filosofía política contemporánea. Controversias sobre civilización, imperio y cuidadanía. Atilio A. Borón. CLACSO, Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina. 2003. ISBN: 950-9231-87-8. Disponible en la web:http://bibliotecavirtual.clacso.org.ar/ar/libros/teoria3/aguilar.pdf Fuente: Red de Bibliotecas Virtuales de Ciencias Sociales de América Latina y el Caribe de la red CLACSO - http://www.clacso.org.ar/biblioteca

La libertad política en Montesquieu: su significado
Enrique Aguilar*

“[...] todos los antiguos respetos se veían amenazados. Montesquieu no deseaba perturbarlos, pero su obra iba a actuar sin él” (Mornet, 1969: 77)

L

a expresión‘República y Democracia: entre la antigüedad y el mundo moderno’, que sirviera de título a la sesión de las Segundas Jornadas de Teoría y Filosofía Política en las que se presentó este trabajo, resulta lo suficientemente estimulante como para dar origen a una amplia variedad de estudios relativos, por ejemplo, a las acepciones de los vocablos en juego, a las dos latitudes históricas mencionadas, a ladiversidad de discursos que versan sobre el particular, e incluso a la feliz recuperación que el debate contemporáneo viene haciendo de las fuentes más representativas del republicanismo.

Inicialmente, el título antedicho me llevó a pensar en Benjamin Constant, quien, como nadie ignora, popularizó la distinción entre las llamadas dos libertades, política y civil, o bien antigua y moderna, conformeél las denominó. No me referiré aquí a su célebre discurso de 1819, pronunciado en vísperas electorales siendo el propio Constant candidato, circunstancia ésta que indujo a algunos intérpretes a tildar de oportunista la vena republicana de sus últimas líneas, como si en verdad no hubiese sido la experiencia bonapartista la que enseñara al autor hasta qué punto la libertad individual no puedesobrevivir sin algún tipo de compromiso ciudadano (Holmes, 1984: 19-22; Aguilar, 1998: 193-196).

* Director de la Escuela de Ciencias Políticas, Universidad Católica Argentina (UCA).

73

FILOSOFÍA POLÍTICA CONTEMPORÁNEA

El trabajo, en cambio, estará centrado en Montesquieu, cuya concepción de la libertad allanó sin duda el camino para la distinción de Constant. Comencemos por recordar, enefecto, los renglones iniciales del Libro XI de El espíritu de las leyes, donde el autor se hace cargo de la equivocidad intrínseca a ese vocablo para concluir que en definitiva cada pueblo “ha llamado libertad al Gobierno que se ajustaba más a sus costumbres o sus inclinaciones” (Montesquieu, 1987: 106). Así es como en las democracias, añade Montesquieu, se ha confundido frecuentemente “el poderdel pueblo con su libertad” (ibid.): el autogobierno colectivo, por un lado, fórmula que de inmediato nos remite al mundo antiguo y al paradigma de la política basada en la virtud, y, por el otro la libertad, que en su atributo básico será entendida por Montesquieu no en términos participativos sino como un sentimiento de confianza en la seguridad individual. Para ilustrar este contraste basta conremitirse al capítulo “Algunas instituciones de los Griegos” (IV, 6), descriptivo de ese contexto de educación en la virtud, frugalidad, exigüidad del territorio e indignidad de las profesiones comerciales, propicio para el ejercicio de una ciudadanía activa, y, opuestamente, al capítulo “De la constitución de Inglaterra” (XI, 6) del cual es fácil inferir hasta qué punto Montesquieu, aunque nousara la expresión ‘libertad moderna’, tenía conciencia de ella al definirla textualmente como “la tranquilidad de espíritu que nace de la opinión que tiene cada uno de su seguridad”, a lo cual agregaba: “Y para que exista la libertad es necesario que el Gobierno sea tal que ningún ciudadano pueda temer nada de otro” (1987: 107). Mirada desde el Libro XI, la teoría hilvanada en los Libros II al...
tracking img