Moulian, baudrillard y la abuelita de kundera: sobre la posibilidad de un cambio real en el mundo actual.

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2207 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 4 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Notas a propósito de libros...
Moulian, Baudrillard y la abuelita de Kundera: sobre la posibilidad de un cambio real en el mundo actual.

Francisco Leal Soto.
Comentario publicado en Revista Universitaria Límite,
Nº 4, 1997.

La abuelita de Kundera y también la mía
Conocían cada yerba y sus aplicaciones
Sabían lo quetenían dentro los colchones,
Sabían leer el cielo y cocer el pan.

Joan Manuel Serrat.

Para comenzar este comentario, tendré que decir que escribo esto en un computador personal. Aprieto unas teclas y las letras aparecen en la pantalla, las puedo modificar, copiar, trasladar de lugar, agrandar, cambiar de color, borrar ¡lo que quiera! Ysi lo que he hecho no me gusta, lo puedo deshacer y volver a hacer cuantas veces quiera... Es tan inteligente mi computador, que hasta puedo borrar un archivo completo, eliminarlo... y si después me arrepintiera, ¡oh magia! el computador, previendo mi posible cambio de opinión, lo ha guardado en alguna parte desde donde puedo volverlo a la vida. No hay duda que esto facilita mi trabajo, lo hace taneficiente, que ya no podría hacerlo sin ayuda de esta máquina inteligente. Y qué decir de otras maravillas, puedo adentrarme en LA RED (me refiero a Internet) y vivir aventuras, escuchar música, visitar El Louvre o hacer una transacción bancaria... con mi multimedia puedo conducir un auto como el de Eliseo Salazar en la pista que yo quiera, con las condiciones climáticas que prefiera, o viajar aun espacio desconocido, o bucear en las profundidades del océano sin mojarme ni la punta de la nariz. Y si no tengo computador, puedo levantar el teléfono y conversar con una amiga que no conozco, y si la necesidad es mucha, hasta puedo tener sexo con alguien que al otro lado del teléfono tal vez está pensando en que ya es hora de irse a comer. Es la realidad virtual que nos invade, que se noscuela por todas partes y de la que ya parece que no podemos escapar...

¿Y qué tiene esta realidad virtual que ver con la abuelita de Kundera? Pues exactamente nada. La realidad virtual no existe más que en los circuitos de mi computador o en los cables del teléfono, en cambio la abuelita de Kundera hace pan de verdad. La realidad virtual nos permite llegar lejos, donde no podemos hacerlofísicamente, la realidad de la abuelita es la realidad de aquí no más, la de todos los días, la de los problemas cotidianos y la gente que anda según el ánimo con que se levanta. La realidad virtual es un mundo sin historia, sin pasado y sin futuro, yo puedo conectarmme al juego de video, escoger el punto en que entro y todos aparecen por arte de magia, amigos, enemigos, situaciones, de pronto, como sisiempre hubieran existido y siempre fueran a existir... Puedo golpearlos, hacerlos bailar, matarlos, o ellos a mí... Pero rápidamente, puedo comenzar de nuevo y todo está como al principio. La realidad virtual satisface nuestros deseos y necesidades según nuestro propio ritmo y sin consecuencias, en cambio el mundo de la abuelita de Kundera (y también el de la mía) parece esmerarse en que ellossólo puedan ser satisfechos a medias y con bastante trabajo...

Y hay más. Otra diferencia radical entre estos dos mundos es que cuando la abuelita mira un colchón, sabe lo que hay dentro, puede comprenderlo, y quizá hasta repararlo. Cuando mi abuelo manejaba un auto y quedaba “en pana”, se bajaba y, aunque no fuera mecánico, podía entender lo suficiente para echarlo de nuevo a andar o paradarse cuenta que más bien era él quien debía ponerse a andar. En cambio, cuando jugamos a Star Wars o cuando hacemos una transacción bancaria a través de la red, la mayor parte de nosotros no entiende nada. Si algo no funciona, tal vez ni siquiera nos demos cuenta. De hecho, todo parece tan simple, es todo tan “amigable” -en jerga computacional- que ni siquiera alcanzamos a intuir la inmensa...
tracking img