Mover la historia: lectura, sentido y sociedad. graciela montes

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 20 (4914 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 5 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
La cuestión de la lectura está ya saturada de discursos. De modo que trataré de ser breve, de
no redundar demasiado y de proponer un cambio de escena, una movida de la historia hacia
adelante.
Algo se quebró, sin duda. Pero no fue la lectura sino un cierto orden de lectura, al que trataré
de referirme luego más puntualmente. No parece cierto que las generaciones más jóvenes, en
general,lean menos que las viejas, en general. Tal vez mis hijos ya hayan leído a esta altura
más de lo que llevo leído yo. Pero son otras las lecturas, y otros los modos de leer
seguramente. La lectura muta, cambia, deberá ser refundada una y otra vez, pero sería un
error darla por muerta. No es tan fácil deshacerse de la insatisfacción humana, de la mirada
consciente, y Prometeo no llora sobresu hígado desgarrado, sino que se pone de inmediato a
generar uno nuevo.
Para mover la historia -y dar por concluida la escena del lamento-conviene despejar algunos
malentendidos. Para empezar propongo que nos pongamos de acuerdo en determinados
puntos -por ejemplo, de qué hablamos cuando hablamos de lectura, cuál es la diferencia entre
lectura y un orden particular de lectura y en qué,exactamente, consistió la famosa crisis-y que
revisemos luego, con ojo crítico, nuestra praxis diaria (que también es un discurso, y de graves
consecuencias en el curso de esta historia).

1. De qué hablamos cuando hablamos de lectura.
Leer es básicamente -en su "grado cero", digamos-adoptar la posición de lector. Es decir,
retirarse un poco frente a lo que nos intriga, nos provoca ydesconcierta, y desde allí, desde
ese retiro, recoger indicios y construir sentido, hacerse una conjetura, un sentido más o menos
habitable, que vuelva "lo que está ahí", siempre enigmático y mudo, más entendible, o más


acogedor, o más tolerable, o más propio. No podemos tratar con lo otro ni con nosotros mismos
sin construir significaciones.
No pienso en grandes sentidos, en sentidosabsolutos, inmutables, eternos. Los grandes
discursos han caducado, como todos sabemos. Estamos muy lejos hoy de la fe en las teorías
que pretendían explicarlo todo. Incluso nos decimos que tal vez, en una de esas, las cosas no
signifiquen nada, y que lo que tomamos por indicios sean indicios de nada, del sinsentido, de la
indiferencia universal, el vacío. El nuestro es un mundodesencantado, todos lo sabemos. Sin
embargo, aún así, seguiremos codiciando el sentido, necesariamente, siempre. Con menos
confianza en los dioses que el Popul Vuh, menos fe en nosotros mismos que Descartes, pero
con hambre parecida.
Caben miles, millones de pequeñas lecturas privadas, a veces efimeras, casi siempre secretas,
en la vida de una persona. La posición de lector -el "grado cero" delectura-, hecha, repito, de
perplejidad y distancia, selección de indicios y conjetura, es muy precoz, y, por supuesto, muy
anterior a la irrupción de la letra.
La posición de lector supone una cierta forma de rebeldía, un cruzar la raya, ése es el otro
punto que me gustaría marcar. Creo que la insistencia en equiparar lectura y "hábito", lectura y
"entretenimiento" y lectura y "placer" haterminado por distraernos de este asunto primero de la
lectura como insubordinación y deseo. La lectura es codicia de sentido y por lo tanto
"apartamiento" del orden, distancia y rebeldía. Lucifer codiciaba lo que Dios tenía, el Logos, la
clave, el sentido, hay que pensar entonces que Lucifer leía. Leyeron en consecuencia Adán y
Eva. Leyó Prometeo. Leyeron los héroes fundadores que serebelaron contra el orden y
desviaron ríos, entregaron los poderes y el fuego a los humanos. Formas todas de inaugurar la
historia.
Retirarse, tomar distancia, desconcertarse ante lo enigmático y enfrentarlo (ponérsele de
frente) son actos que requieren una cierta insubordinación, o librealbedrío, una forma de
rebeldía. Práctica de riesgo en nuestros tiempos, cuando el orden que nos...
tracking img