Muerte y trascendencia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2045 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 21 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
APERTURA A LO ILIMITADO: MUERTE Y TRASCENDENCIA

La muerte es para los hombres, no sólo un mal temible, sino también una interrupción paradójica e incomprensible de la vida, que hace que, en cierto modo todo carezca de sentido.
La forma de de acercarnos a la muerte de forma más intima, es a través de la muerte de otras personas, por ejemplo nuestros seres queridos.
Es verdad que esta muertequeda registrada por nosotros, pero ella no toca nuestra alma directamente, no despliega en nuestra vida su importancia de misterios, no estamos confrontados personalmente con ella. En estos casos, nos encontramos ante un terrible y desolador vacío que nos rodea, aparece ahí, la muerte, con su horrible realidad, la contradicción entre la tragedia de la separación de esa persona, que era el goce denuestro corazón, y la triste vida diaria, que prosigue como si nada hubiera pasado. (Hildebrand, 1983)

ANTECEDENTES DE LA MUERTE
Las primeras prácticas funerarias de las que se tienen evidencias provienen del grupo de homo sapiens. El hombre e Neardental pintaba a sus muertos con ocre rojo y los adornaba con objetos religiosos o amuletos, a veces al fallecido se le ataban los pies.
Lacreencia egipcia era la idea de una vida posterior a la muerte, consistía en la separación de los elementos materiales y espirituales del cuerpo, pero simultáneamente suponían que el alma necesitaba de la conservación del cadáver para sobrevivir.
Entre los Mayas se diferenciaba el enterramiento según la clase social del muerto: la gente ordinaria se enterraba bajo el piso de la casa, a los nobles selos incineraba y sobre sus tumbas se construían templos funerarios. Los Aztecas creían en la existencia del paraíso y del infierno, y preparaban a sus muertos para luchar a lo largo de un camino lleno de obstáculos al final del cual los esperaba el señor de los muertos, que decidía sus destinos; para ellos eran creados simulacros de guerras llamadas guerras floridas.
En el norte de Europa, losantiguos hombres de esas tierras tenían una creencia profunda en la inmortalidad del alma, creían que había una recompensa más allá de la tumba.
La vida del difunto estaba considerada como una continuación de nuestra existencia terrestre; esto lo prueba la costumbre d proporcionar a los muertos la mejor parte e su propiedad y los objetos de primera necesidad. Se colocaba una moneda bajo la lenguadel muerto con el fin de que pudiera asumir sus primeros gastos durante su viaje a la última morada; naturalmente, el muerto acudía a Odin o a Hel. Se dice que los que morían en el campo de batalla iban a Odin, mientras los que morían de enfermedad o vejez iban a Hel.
Así como estas, cada cultura tiene sus ritos y tradiciones al respecto de la muerte, lo desconocido causa tanto miedo que lahumanidad ha intentado darle una explicación y sentido al viaje posterior a la vida.

LA MUERTE
La muerte, es, a primera vista, una especie de vida, que prolonga, de una forma u otra, la vida individual. (Morin, 1994). Según esta perspectiva, la muerte no es una idea, sino una imagen, como diría Bachelard, una metáfora de la vida, inclusive un mito.

El concepto de la muerte no existe en losvocablos arcaicos, se habla de ella como un sueño, de un viaje, nacimiento, de una enfermedad, un maleficio, entre otros conceptos.
Si la muerte, como estado, es asimilada a la vida, pues está llena de metáforas de vida, cuando sobreviene se le toma como un cambio de estado, un algo, que modifica el orden normal de aquella. A pesar de que un muerto deja de ser un vivo ordinario puesto que estransportado, tratado según ritos especiales, enterrado o quemado, según las tradiciones y/o religiones.

LA MUERTE SEGÚN LAS RELIGIONES.
La idea de la muerte presenta variaciones, según la religión desde la cuál es vista.
Para los cristianos, la muerte es un tránsito desde la vida terrenal hacia Dios. Los cristianos piensan que, al morir, el cuerpo se corrompe y perpetúa, pero el alma...
tracking img