Mujer, ¿por qué castigas a tu corazón?

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (792 palabras )
  • Descarga(s) : 11
  • Publicado : 30 de junio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Mujer, ¿por qué castigas a tu corazón?
Hoy tenemos una cita muy especial e importante con la más profunda de todas las reflexiones. Las invito a todas a pasear por los jardines del alma, cortaremosrosas de ilusión, respiraremos la fragancia del prana mañanero de las paredes de nuestra conciencia, acariciaremos la ternura de nuestra intencionalidad, besaremos nuestros sueños, y abrazaremos consuprema delicadeza a un gran señor que nos ama, se llama: “Corazón”.

El corazón amigas queridas, tiene sus razones que muchas veces no entiende la razón. En sus múltiples manifestaciones, Dios sehace presente en ese templo que la mujer lleva vivo en el alma, y puede tocarlo con sólo poner sus manos en el pecho, para sentir sus latidos vigorosos y saber que allí se genera el más grande de todoslos milagros del mundo: “El Amor”.
El amor a veces es como un niño ingenuamente pretencioso, posee una inocencia y una pureza sin igual, no mira a quien amar, ni anda seleccionando credos, razas,culturas, banderas, ni nacionalidades ¡El Amor ama porque es amor! Y suele a veces confundirse entre la gente para vestirse de besos en todos los corazones humanos.
Pero los corazones humanos a veces lecerramos la puerta, no lo dejamos entrar, lo reprimimos, lo rechazamos, lo limitamos, le cortamos toda posibilidad y finalmente lo anulamos, para rematar quejándonos o lamentándonos de que el amor noexiste.
Esto nos sucede a las mujeres, que le tenemos tanto miedo al qué dirán, al qué pensarán o al qué sucederá. Nos importa mucho escuchar opiniones ajenas, pero nunca se nos ocurre escuchar oconsultar la opinión de nuestro corazón.
Entonces el corazón se va cerrando al amor y a la razón, el niño de oro sufre, llora, se desespera porque nadie lo entiende ni lo comprende. La mujer se protegecon excusas y pretextos, no quiere aceptar la realidad de que el amor está allí, al alcance de sus manos, donde ella lo puede tomar. ¿Por qué no no nos atrevemos a hacerlo nuestro? ¿Por qué tenemos...
tracking img