Mujeres destacadas de la historia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1683 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 14 de octubre de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
La vida Amorosa de Catalina La Grande de Rusia
|
Aunque el poderío, la erudición y carisma
de la gran zarina Catalina II La Grande
de Rusia son indiscutibles, muchos historiadores machos suelen intentar el enlodamiento más total de su imagen dado que esta señora fue una eterna víctima de los flechados de un cupido cuyos desmanes precisamente celebramos hoy día de los enamorados.
Nacida comoSofía Augusta Federica un 21 de abril de 1729 en el seno de una familia principesca alemana, Catalina llegó a ser zarina por su desventurado matrimonio con Pedro III, el zar que sucedería a la emperatriz Elizabeth. la realidad es que Catalina-así se llamó desde que aceptó la fe ortodoxa rusa-al inicio no sintió ni odio ni amor por su consorte, ya que Elizabeth la escogió como esposa de su taradosobrino con la esperanza de que Pedrito pudiera tener un heredero sano e inteligente, ya que Catalina no solo era bella, saludable y amable, sino también muy inteligente y hábil.
Catalina tendría que soportar más de 8 años de virginidad conyugal dado que Pedrito estaba loco, tarado, impotente y hasta estéril. Padecía de fimosis, lo cual le imposibilitaba copular. Dado que Pedro se mostaba reticenteen cuanto a que le hicieran cirugía en el pene, Elizabeth-tan pragmática como su padre Pedro I- optó por conseguir que la hermosa Catalina saliera pipona aunque no fuera de Pedro. Elizabeth quería un heredero a toda costa, aunque el bebé por venir no tuviera una sola gota de sangre Romanov. Elizabeth le consiguió a Catalina un amante llamado Sergio Saltykov, que fue con quien perdió el virgo (elcual a esas alturas debe haber estado más tieso que el muro de Berlín). En 1754 por fin salió Catalina panzona de sus amores con Saltykov, y el resultado fue el nacimiento del odioso futuro Pablo I.
Elizabeth estaba tan feliz con el bebé que se lo quitó a Catalina poco después de su nacimiento, y para compensar a Catalina le obsequió un talego de mil rublos, (un platal entonces). Saltykov trasservir de real semental fue despachado a congelarse a Estocolmo en misión diplomática. En 1756 Catalina se encontraría al hombre que más la amaría entre todos los amantes que tuvo: el polaco de 24 años Estanislao Poniatowski. Este guapo conde había aparecido en San Petersburgo como ataché del embajador inglés. El conde estaba tan infatuado con Catalina que hasta se arriesgó a seguirla hastaOraniembaum donde ella pasaba vacaciones al lado de su odioso maridazo Pedro.
Al enterarse Pedro que Poniatowski seguía a Catalina, ordenó que lo colgaran. Pero Catalina tuvo la sagacidad de apelar a Elizaveta Vorontsova-la amante de Pedro- para que éste revocara la sentencia. Finalmente, este percance tuvo un final feliz, y hasta hubo soireés de música y banquete presididos por Pedro y su concubina ,sentados en la misma mesa con Catalina y su adorado Poniatowski...todo un ménage a quatre!El 9 de diciembre de 1758 Catalina parió a una niña que era de Poniatowski, pero Pedro la asumió como suya y se hizo gran jolgorio. Lástima que la bebé murió 4 meses después de haber nacido.
La emperatriz Elizabeth mandó nuevamente a Polonia a Poniatowski, dejando a Catalina como cúcala desarbolada. Catalinaguardó fidelidad a su amante solo unos meses, ya que pronto conoció a Gregorio Grigorievich Orlov,un héroe de la batalla de Zorndorf en la cual recibió 3 heridas casi mortales. Era un Tarzanzote con cara de angel y cuerpo de Schwarzenegger, y aunque tenía amores con la salaz princesa Elena Kurakin, Catalina se lo llevó a la cama y hasta logró que Gregorio olvidara a su anterior amante. En abril de1762 ella parió a un hijo de Gregorio, a quien luego se conocería como Alex Bobrinsky.
El 5 de enero de 1762 la emperatriz Elizabeth moriría dejando de heredero a Pedro como zar Pedro III. Catalina cada vez se acercaba más al trono, y poco después urdió un complot en compañía de su amante y 3 hermanos de éste para deponer a Pedro. Al dar el golpe contra su propio marido, Pedro III aulló que por...
tracking img