Multiplicación de los panes

La multiplicación de los panes
Introducción

La pusilanimidad (apocamiento) es la gran dificultad en el plan de cooperación. Pensamos: «yo no valgo nada», y viene el desaliento:«¡Lo mismo da que actúe o que no actúe! Nuestros poderes de acción son tan estrechos. ¿Vale la pena mi modesto trabajo? ¿Qué significa mi abstención? Si yo no me sacrifico, ¡nada se cambia!No hago falta a nadie... ¿Una vocación más o menos?». Cuántas vocaciones perdidas. Es el consejo del diablo, que tiene parte de verdad. Hay que encarar la dificultad.

La solución5.000 hombres, más las mujeres y niños, ya 3 días hambrientos... ¿Comida? se necesitan 200 denarios: el sueldo de un año de un obrero y, ¡en el desierto! «¡Diles que se vayan!». PeroAndrés, con buen ojo dice: «hay 5 panes y 2 peces pero, ¡para qué va a servir esta miseria!». Es nuestro mismo problema: la desproporción.

¡Y qué panes! De cebada, duros como piedra(los judíos comían de trigo). ¡Y qué peces! De lago, blandos, chicos, llevados en un saco por un muchacho, ya 3 días, con ese calor y en esa apretura... ¡eso sí que era poca cosa!¿Desprecia el Señor esa oblación? No, con su bendición alimenta a todos y sobra. Ni siquiera desprecia las sobras: 12 canastos, de los peces sobraban cabezas y espinas, y hasta eso loestima.

El muchacho accedió a dar a Cristo su pobre don, ignorando que iba a alimentar toda esa muchedumbre. Él creyó perder su bien, pero lo halló sobrado, y cooperó al bien de los demás.Yo... como esos peces (menos que esos panes) machucados, quizás descompuestos; pero en manos de Cristo mi acción puede tener alcance divino. (…)

Mi acción, y deseos pueden teneralcance divino y puedo cambiar la faz de la tierra. No lo sabré, los peces tampoco lo supieron. Puedo mucho si estoy en Cristo; puedo mucho si coopero con Cristo…
P. Alberto Hurtado