Multiplicacion y dominio en la tierra

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 24 (5759 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 25 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
CAPITULO 2 CONOCIENDO NUESTRA RESPONSABILIDAD Yo paso mucho tiempo viajando en avión. Recuerdo bien una conversación en particular que tuve con un hombre de negocios que se sentó a mi lado. Cuando hablamos sobre su trabajo, el llenó la cabina con vulgaridades. Tantas palabras malas salieron de sus labios que yo me pregunte si podría decir una frase sin ellas. Después de un momento el hombre mepreguntó cuál era mi trabajo. "Soy ministro", le dije cortantemente. Ya puede usted imaginar su reacción. Sus ojos se pusieron grandes y su cara se puso intensamente roja, entonces tartamudeo, Uh . . . Uh . . . No lo sabia . . . Disculpe mis palabras . . . ¿No le ofendí verdad? Yo me reí entre dientes cuando se retorció en su asiento, pero no me sorprendió su contestación. Yo he visto esa reacciónmuchas veces. En cuanto el hombre supo cuál era mi ocupación, esto le dijo mucho sobre mí. Se conoce mucho acerca de una persona por la clase de trabajo que realiza. Por lo general, escogemos trabajos que satisfacen nuestra personalidad, y las tareas de nuestra vida nos forman hasta cierto punto. Nos guste o no, nuestra identidad está cercanamente asociada con nuestra vocación. De la misma manera,podemos obtener un mejor entendimiento de nuestro diseño como imágenes de Dios al mirar el trabajo que Dios nos ha dado. Para apreciar nuestra identidad como imágenes de Dios, debemos mirar de cerca lo que El espera que hagamos. NUESTRO LLAMADO TIENE DOS ASPECTOS A través de los siglos, los teólogos han diferido sobre cómo la humanidad ocupa un lugar especial como imagen de Dios. ¿Quécaracterísticas tenemos que nos hacen diferentes a los otras criaturas? Algunos teólogos han señalado nuestras capacidades racionales y lingüísticas. Otros han propuesto que la inmortalidad de nuestras almas es la característica más importante. Muchos otros han insistido que nuestra naturaleza moral y religiosa es lo que nos distingue de otras criaturas. Todos estos puntos de vista describen aspectosimportantes de la verdad. Nuestra racionalidad, inmortalidad, moralidad y muchas otras características reflejan a Dios en el mundo. En un sentido amplio, Adán y Eva eran semejantes a Dios en la medida en que ellos, como criaturas finitas, podían ser semejantes a El. Ellos estaban limitados por el tiempo y espacio, pero sus mentes, voluntades y emociones eran semejantes a las de su Creador. Aún suscaracterísticas y habilidades físicas reflejaban las características espirituales y el poder de Dios. Aunque estos puntos de vista son importantes, Moisés explicó el significado de la imagen de Dios enfatizando la responsabilidad que El nos asignó para realizar en este mundo. Inmediatamente después de haber creado al hombre y a la mujer, Dios les dio una comisión especial. Podemos leer en Génesis 1:28: "Ylos bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra y sojuzgadla, y señoread en los peces del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra." Estos versos nos ordenan que seamos fructíferos, que nos multipliquemos, que llenemos, que

14

sojuzguemos y gobernemos la tierra. Estos cinco mandatos revelan nuestra responsabilidades másbásica como seres humanos. Frecuentemente estas tareas asignadas a la humanidad son llamadas el mandato cultural. El plan de Dios era que la gente cultivara una cultura terrenal para Su gloria. Este mandato cultural está compuesto por dos responsabilidades básicas: multiplicación y dominio. Primero, Dios le dio a Adán y a Eva la orden de multiplicarse: "Fructificad y multiplicaos, llenad . . " Sutarea era producir suficientes réplicas de la imagen de Dios de tal manera que la tierra se llenase. Segundo, Dios les ordenó que ejercieran dominio sobre la tierra: "Llenad. . . sojuzgad y señoread. . ." Adán y Eva habrían de ejercer autoridad sobre la creación, administrando los vastos recursos que Dios les había encomendado. No hace falta decir que estos dos mandatos no pueden separase uno...
tracking img