My life

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 50 (12441 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 19 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL DÍA QUE PELEE CON DIOS
A la edad de 12 o 14 años.....

Gracias A La Vida

Me acuerdo, de lo que al menos puedo recordar, que estaba sentado frente al televisor viendo las noticias policiales, tal vez, como todo niño en un fin de semana sin nada que hacer. Me había acostumbrado a las diferentes tipos de noticias, que no hacían nada más que refutar en todo su esplendor las hermosas líricasque mi profesora recitaba acerca de la comunidad peruana y lo hacían con tal vehemencia que simplemente dejaban el hermoso discurso de la tutora, en una de las más hermosas falacias.

Mientras veía en esa caja de luz todo ese del cual algún día seguramente conformaría, tropecé creo... con lo que fue una de las imágenes más fuertes que haya visto desde que existo: Recuerdo muy bien que era unedificio enorme asediado enteramente por las llamas amarillas, cada una escapando de sus ventanas y paredes sin mostrar piedad ni a la vida que albergaba, ni a la fuerte construcción. Estaba desde ya, muy debilitado y parcialmente destrozado, como si un tornado hubiera pasado contra el con toda su furia y agresividad, la gente corría a refugiarse y lo hacia llevándose a los suyos en diferentesdirecciones, todos lo hacían rápidamente, ya que el gigante herido en llamas se desplomaría en cualquier momento y lo mejor en que podían pensar era huir... Y aún así... aún así como algunos volvían, y es que el corazón humano no cree en miedos, ni en obstáculos, ni en un gigante que pronto se desplomará... lo único que cree es exactamente en "lo que el corazón desea". Pues al menos eso parecía mostrareste padre a quien no le importaba cuantas piedras tendría que destrozar, o cuanto fuego haya en el edificio, o cuantos policías tendría que sacarse de encima para buscar a ese niño que crió con todo su amor, un niño que vio nacer y crecer junto con él, ese pequeño pedacito de él que pronto se convirtió en una persona 21 años, y al que seguramente llegó a amar, sus gritos clamaban su nombre una yotra vez... y otra vez... y otra vez... y una última vez.
Dos personas, conscientes del peligro al que se exponía el padre, lo tomaron de los brazos y sacaron al hombre del peligro al que se exponía, mientras estos dos lo arrastraban este repetía el nombre de su querido inquiriendo alguna respuesta pero no escuchaba ni una.
Se incorporo una vez más y liberándose rápidamente de los bravucones,corrió a su posición original y, como poniendo su alma en un alarido, gritó por última vez el nombre del perdido mientras se dejaba caer en los escombros, perdido y acongojado, sin esperanzas cedía la vida de su hijo al destino, mientras que sin fuerzas era, otra vez, arrastrado hacia seguridad.

Quede totalmente destrozado ante esta escena, al punto que me tomo un par de minutos recobrarme de esapequeña escena, y es que debería de haber alguien cuidando constantemente a los humanos: Dios, del cual tanto me enseñaba mi profesora de Religión o mis familiares, era Él ser supremo: bueno, bondadoso pero sobretodo… omnipotente, ¿Por que su inmutabilidad? ¿Acaso no había gente que lo necesitaba? ¿No podría prestarnos ese poder?.

Recuerdo haber juntado mis manos para rezar por que el hombreencontrará a su hijo, pero rápidamente recordé lo infructuosa de tal acción así que simplemente, me quede ahí… estático, no se podía hacer nada, que haría un niñito en un mundo de adultos, en el mundo de Dios.

Veneno

Si tan solo hubiera una forma de... ;fue cuando pensé en mi primera gran blasfemia, una idea tan inusual tendría que salir de un niño... desesperado, enojado de la injusticia deeste mundo tan imperfecto gobernado por incompletos, que conscientes del sufrimiento de otros, los pisotean con tal de lograr sus objetivos o ideales. Esos hombre que se clamaban defensores de la justicia y poco a poco se Despojaban del regalo más hermoso dado a los hombres “su inmanente humanidad”. En el centro de todos estos pensamientos negativos, yo, que no podía hacer nada me añadía también...
tracking img