Nacion soberana e independiente

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 15 (3631 palabras )
  • Descarga(s) : 14
  • Publicado : 22 de julio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
“Nación soberana e independiente”
La dimensión revolucionaria de la independencia a partir de dos casos americanos
por Erika Pani
¿Cuál es la relación entre Revolución e Independencia? En México, para la historia patria, desde que se consolidara durante el último cuarto del siglo XIX, se trata de términos equivalentes, pues la Independencia no podía ser sino el proceso revolucionario quehabía liberado a la nación de sus anacrónicas ataduras coloniales. Sin embargo, la historia académica ha sido más ambivalente ante los movimientos indepedendentistas, no sólo en México sino en toda la América española, e incluso de la Revolución americana que, comparándola con la francesa, muchos historiadores consideraron excesivamente moderada y ambigua. Durante años se afirmó que la atrasadaAmérica hispana, hija tropical de una España decrépita, carente de una burguesía progresista, cuya emancipación no significaría sino el principio de un largo rosario de desordenes políticos, autoritarismo y subdesarrollo, no podía sino quedar al margen de la revolución, movimiento emblemático de la modernidad. Así las cosas, el hecho que la América hispana se transformara en un gran laboratorio deprácticas, discursos y actores que se reclamaban revolucionarios no podía sino reducirse a una serie aparentemente inagotable de contradicciones o hipocresías.
En las últimas décadas, pocas áreas de la historiografía sobre Iberoamérica se han renovado de manera tan vigorosa como la que explora la crisis de la monarquía hispana y sus respuestas americanas (Halperin Donghi, 1979; Guerra, 1992; Rodríguez,1993). Las independencias no son vistas ya como el inevitable despertar de las naciones de América Latina, sino como un resultado no previsible de la crisis imperial. El restaurar a los movimientos independentistas su dimensión imperial y atlántica ha significado también restaurar su dimensión revolucionaria, al tiempo que se transformaba la construcción historiográfica de la revolución.Alimentándose de las reflexiones que provocaran los centenarios de las revoluciones americana y francesa, y de las aportaciones de la “nueva” historia política, el debate alrededor del concepto de revolución dejó de girar sobre los elementos que la caracterizaban como una etapa histórica definida dentro de un itinerario determinado, para retomar al revolucionario como un fenómeno cultural y coyuntural,transformador de las formas en que hombres y mujeres se expresaban, relacionaban y vinculaban con el poder.
De ambos lados del Atlántico, la historiografía reciente sobre Hispanoamérica ha rastreado las distintas expresiones de la “revolución hispana” que desataron las abdicaciones de Bayona. Esta manera de concebir a los movimientos independentistas ha demostrado ser muy fértil, si nos atenemos algran número y a la calidad de coloquios académicos, artículos y libros publicados sobre el tema. Cabría ahora apuntar, sin embargo, que la insistencia en lo revolucionario de un proceso compartido por metrópoli y colonias, en las coincidencias de las respuestas discursivas y organizativas, en los grandes debates trasatlánticos en torno a la nación, la soberanía y los derechos, y en el dinamismo—prácticamente a lo largo de una década— de la opción autonomista, ha desdibujado a la Independencia. Con esto se nublan los problemas y desafíos específicos que planteaba el hecho de cortar amarras con la Madre Patria para constituir una entidad independiente, que debía ocupar su propio lugar dentro del “concierto de las naciones”. 
Por esto, este artículo representa un primer acercamiento aalgunos de los problemas que planteó la independencia para la forma en que se pensaba la legitimidad política y la organización del poder. Para abordar esta problemática, nos centraremos en dos casos americanos: el de las trece colonias británicas de Norteamérica, quienes marcarían la pauta de los procesos de independencia en el continente, y el de la Nueva España, donde, frente a la crisis de...
tracking img