Nada

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 14 (3312 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 22 de marzo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
22/01/2010
Enredados en las telarañas de la convertibilidad
Por Fabián Amico 1

El embrollo del "Fondo de Bicentenario" puso de relieve una serie de aspectos de fondo cuya discusión es central. Sin embargo, el debate se tornó extremadamente confuso. Los temas en discusión son varios y complejos, y están estrechamente relacionados: el pago de la deuda externa, el uso de las reservas dedivisas, el papel del Banco Central y la política fiscal.
Curiosamente, el conflicto ha alineado fuerzas de una manera casi paradójica: buena parte de la centroizquierda (Solanas y Lozano) se alineó con la oposición de derecha en el rechazo al uso de reservas para el pago de la deuda. El gobierno, que -como se verá- buscaba la manera de evitar el ajuste fiscal, se encontró apoyado por los grandes bancosprivados, que quieren que se pague la deuda. Quizás el análisis pueda arrojar alguna luz sobre el motivo de estos extraños alineamientos.

El Fondo del Bicentenario

¿Cuál es el sentido del "Fondo del Bicentenario"? Tras la reestructuración de 2005, en los años siguientes el gobierno vino realizando pagos de la deuda externa argentina. El mecanismo fue el siguiente: el Tesoro obtenía pesoscon su recaudación y luego, con esos pesos, adquiría en el BCRA (Banco Central) los dólares para pagarles a los acreedores. También compraba dólares directamente en el mercado. En todos estos años el BCRA compró y acumuló dólares para mantener un tipo de cambio competitivo, de modo tal que en la actualidad dispone de reservas por casi 50 mil millones de dólares. Asimismo, los sucesivos superávitcomerciales fueron muy abultados gracias al alza de precio de los productos primarios de exportación. De tal modo que, como pocas veces, Argentina tiene una situación de holgura de dólares.
Sin embargo, con la crisis internacional de 2008 y 2009, la economía entró en recesión. Por ende, la recaudación tributaria se estancó. No obstante el gobierno no contuvo el gasto a fines de "equilibrar" elpresupuesto, sino que intentó sostenerlo para contrarrestar las tendencias recesivas sobre el nivel de actividad y de empleo. Para eso utilizó fondos de otras agencias del gobierno (como la Anses). Hacia fines de 2009, se arribó a una situación paradójica: dado el esfuerzo realizado con el gasto público el gobierno carecía de pesos (a menos que hiciera una ajuste fiscal) para comprar todos los dólaresnecesarios para hacer los pagos de la deuda del año.
Surgió la idea del "Fondo del Bicentenario" que, en la práctica, equivalía a tomar 6.500 millones de dólares prestados de las reservas del BCRA, sin poner los pesos. Para eso, el Tesoro le daría al BCRA un bono a pagar en 2019.

Aquí surgieron dos obstáculos. Uno de carácter externo: como el decreto oficial mencionaba el uso de reservasexcedentes del BCRA para el pago de deudas de organismos y otros acreedores, quienes quedaron están fuera del canje podían reclamar el embargo de las cuentas del BCRA en el exterior porque legalmente consideraron que tenían derechos sobre las “reservas de libre disponibilidad” y les correspondía cobrar. El otro obstáculo fue interno.
Primero la actitud de Redrado y luego el rechazo de toda laoposición. En este último caso, el rechazo se basó en la desaprobación del uso de reservas para el pago de la deuda y en supuestos atentados a la “institucionalidad”.
Como todo el mundo sabe, las reservas se forman con los dólares de las exportaciones, el ingreso de capitales, los préstamos internacionales y otros flujos. En este sentido, los pagos de deuda siempre se han realizado con reservas. No seentiende bien cuál sería la objeción particular en el caso actual. La oposición por derecha insiste, en el fondo, en que el gobierno ponga esos pesos para comprar las reservas y haga el ajuste fiscal necesario. Los economistas ortodoxos y la derecha consideran que la tendencia deficitaria del gasto público revela un desmanejo oficial o un desvarío “populista”, y que tal tendencia es perniciosa e...
tracking img