Nada

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2288 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 30 de abril de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
 LOS ESTIGMAS DE LA MEDIOCRIDAD INTELECTUAL:
Si de esto dedujéramos que quien no piensa no existe, la conclusión le desternillaría de risa, las mediocracias exigen de sus actores cierta seriedad convencional, que da importancia en la fantasmagoría colectiva. Los exitistas lo saben; se adaptan a ser esas vacuas * personalidades de respeto *, certeramente acribilladas por Stirner y expuestas porNietzsche a la burla de todas las posteridades. Platón y Aristóteles con grandes togas y como personajes graves y serios. Eran buenos sujetos, que jaraneaban, como los demás, en el seno de la amistad. Escribieron sus leyes y sus retratos de política para distraerse y divertirse; era la parte menos filosófica de su vida. Las más filosóficas era vivir sencilla y tranquilamente .El hombre mediocre querenunciara a su solemnidad, quedaría desorbitado; no podría vivir el hombre que acepta esa máscara hipócrita renuncia a vivir más de lo que permiten sus cómplices. Hay, es cierto, otra forma de modestia, estimable como virtud legitima: es el afán decoroso de no gravitar sobre los que nos rodean, sin declinar por ello la más leve partícula de nuestra dignidades temor de comprometerse les lleva asimpatizar con un precavió escepticismo. Bueno es desconfiar del Hipócrita que elogia todo y del fracasado que todo lo encuentra detestable; pero es cien veces menos estimable el hombre incapaz de un sí y de un no, el que vacila para admirar lo digno y execrar lo miserable. En el primer capitulo de los Caracteres perece referirse a ellos, Las Bruyere, en un párrafo copiado por Hello: * Puedenllegar a sentir la belleza de un manuscrito que les lee, pero osan declarar en su favor hasta que hayan visto su curso en el mundo y escuchando la opinión de los presuntos competentes; no arriesgan su voto, quieren ser llevados por la multitud. La Mediocridad intelectual hace al hombre solemne, modesto, indeciso y obtuso. Los mediocres, lo mismo que los imbèciles, serian acreedores a esa amabletolerancia mientras se mantuvieran a la capa ; cuando renuncian a imponer sus rutinas son sencillos ejemplares del rebaño humano, siempre dispuestos ofrecer su lana a los pastores .Desgraciadamente, suelen olvidar su inferior jerarquía y pretenden tocar la zampoña, con la irrisoria pretensión de sus desafinamientos. La envidia la precede; el Engaño y la Hipocresía la acompañan. Todas las pasiones viles ytraidoras suman su esfuerzo implacable para el triunfo del mal. El Arrepentimiento mira de través hacia el opuesto extremo, donde está como siempre sola y desnuda, la verdad; contrastando con el salvaje hádesela de sus enemigas, ella levanta su índice al cielo en una tranquila apelación a la justicia divina. La ironía es la perfección del ingenio, una convergencia de intención y de sonrisa, agudaen la oportunidad y justa en la medida; es un cronómetro, no anda mucho, sino con precisión. Eso lo ignora el mediocre. El Escritor mediocre, tímido y prudente, resulta inofensivo. Solamente la envidia puede encelarle; entonces prefiere hacerse crítico. La eficiencia de la difamación arraiga en la complacencia tacita de quienes la escuchan, en la cobardía colectiva de cuantos puedes escucharlasin indignarse si ellos no le hicieran una atmósfera vital.
III. LA MALEDICENCIA.
Los mediocres, lo mismo que los imbesiles, serian acreedores a esa amable tolerancia mientras se mantuvieran a la capa; cuando renuncian a imponer sus rutinas son sencillos ejemplares del rebaño humano, siempre dispuestos a ofrecer su lana a los pastores. Desgraciadamente, suelen olvidar su inferior jerarquía ypretenden tocar la zampoña, con la irrisoria pretensión de sus desafinamientos.
La envidia la precede; el engaño la hipocresía la acompaña. Todas las pasiones viles y traidoras suman su esfuerzo para el triunfo del mal. El arrepentimiento mira de través hacia el opuesto extremo, donde esta como siempre sola y desnuda, la verdad; contrastando con el salvaje ademán de sus enemigas, ella levanta su...
tracking img