Nada

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (984 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 5 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
CECYTEM ECATEPEC 1ANA KAREN PALACIOS CARRILLOGRUPO: 204 MAT.PROFESOR:JUVENAL SARROP TEMA: MITOEL TESORO ESCONDIDO |

En la más remota antigüedad vivía en el Japón un viejo matrimonio. Los doseran buenos y caritativos y llevaban una vida tranquila y sosegada, haciendo a sus semejantes todo el bien que podían. El marido trabajaba a diario en su huerto y siempre iba acompañado de su fiel perro,del que se habían encariñado los dos. Como ellos no tenían hijos, le mimaban y acariciaban constantemente, dándole de comer de los alimentos suyos y algunas golosinas que el perro les agradecía,saltando, juguetón, y moviendo, alegre, la cola.Estaba el anciano cavando una tarde en su huerto, cuando oyó al perro ladrar fuertemente, excavando la tierra con sus patas. Pensó el hortelano que habíaencontrado algo de comer, y siguió trabajando sin hacerle caso. Pero el perro se acercó, ladrando, hasta él; con su boca, le agarró del quimono y le condujo hasta el sitio que había removido. El viejoempezó a cavar con su azada y se quedó extasiado viendo que había un maravilloso tesoro enterrado alli, posiblemente centenares de años antes. Llamó a su mujer, y entre los dos empezaron a sacaraquellas fabulosas riquezas, consistentes en valiosas alhajas de oro, plata y piedras preciosas. Había enormes cantidades de perlas, brillantes y corales, que ascendían a sumas incontables, y ricosvestidos bordados en oro y pedrería.Los buenos esposos, después de repartir generosamente a los pobres parte del tesoro, invirtieron su fortuna en extensos campos de labranza, donde sembraron arroz, trigo yotros cereales cuyas cosechas los convirtieron en el matrimonio más rico e influyente del país. Vecino de ellos había sido siempre otro matrimonio, con el que se trataban poco, porque eran perversos yegoístas, sin que jamás hubieran favorecido a nadie. Estos, al enterarse de la suerte de sus vecinos, se llenaron de envidia, y, queriendo que les ocurriera a ellos igual, se presentaron en casa de...
tracking img