Nada

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (987 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 5 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
JULIETA (hablando a solas).:Romeo! ¡Romeo! ¿Por qué eres tú, Romeo?... Reniega de tu padre, adjura de tu nombre, y si no quieres hacer eso, jura que me amarás, y yo cesaré de ser Julieta Capuleto.ROMEO.- ¿Debo continuar escuchándola, o debo hablarle?

JULIETA.-Tú no eres mi enemigo; lo es tu nombre, tu nombre solo. Tú eres tú y no eres un Montesco. ¿Qué es un Montesco? Esos brazos, esacabeza, esos cabellos, no componen un Montesco...Todo eso te compone a ti... ¡Cambia de nombre! ¡Un nombre no es nada! Demos a una rosa otro nombre, y no por ello dejará de agradarnos; su perfume no serápor eso menos suave. Si Romeo tuviese otro nombre, toda su gracia y su perfección quedarían en él, que es a quien yo amo. ¡Borra tu nombre, oh Romeo, ese nombre que no es nada, ese nombre que noconstituye tu ser! ¡Bórralo y tómame a mí en cambio, a mí toda entera!

ROMEO (alto a Julieta).-Te cojo la palabra, Julieta. Dime tan solo: "¡Amado mío!", dame ese nuevo bautismo, y nunca, ¡oh!, nuncavolveré a ser Romeo.

JULIETA (mirando debajo del balcón).- ¿Quién eres tú, que me escuchas? ¿Tú, a quien la noche envuelve y que sorprende mis pensamientos más secretos?

ROMEO.-No me atrevo adecirte mi nombre; es un nombre que aborrezco, ¡oh mí adorada santa!... Le detesto por ser enemigo de la que amo. ¡Si lo tuviese escrito que, ante mis ojos, haría pedazos las letras que lo componen!JULIETA.-Has pronunciado pocas palabras, pero ninguna se ha escapado a mi oído, y he conocido también el acento de tu voz.... ¿No eres tú Romeo...? ¿No eres un hijo de Montesco?
ROMEO.-Ni lo uno ni lootro, ¡oh mi bella santa!, si lo uno y lo otro te desagrada.

Julieta: ¿Tan rápido te marchas? Todavía falta mucho para que amanezca. Es el canto del ruiseñor, no el de la alondra el que se escucha.Todas las noches se posa a cantar en aquel granado. Es el ruiseñor, amado mío.

Romeo: Es la alondra que advierte que ya va a amanecer; no es el ruiseñor. Observa, amada mía, cómo se van tiñendo...
tracking img