Narrativa hispanoamericana y crónica de una muerte anunciada

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 19 (4532 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
UNIDAD 4:
LA NARRATIVA HISPANOAMERICANA
GABRIEL GARCÍA MÁRQUEZ Y CRÓNICA DE UNA MUERTE ANUNCIADA

[pic]

LA NOVELA HISPANOAMERICANA

La primera peculiaridad que debemos comentar acerca de la novela hispanoamericana del siglo XX es el estancamiento que se produjo en las primeras décadas de siglo. Mientras que la poesía no había dejado de evolucionar, la novela permaneció hasta losaños cuarenta apegada a las formas decimonónicas. No obstante, cuando se produjo su despertar, éste supuso una enorme renovación que superó a la producida en el resto del mundo.

Podemos distinguir las siguientes etapas:
a) Novela realista de tipo naturalista hasta 1940 o 1945.
b) Comienzos de la renovación narrativa entre 1945 y 1960.
c) El boom de la novela hispanoamericana desde losaños sesenta.

La novela realista
La novela realista que se desarrolla en Hispanoamérica en las primeras décadas del siglo XX es una novela naturalista que utiliza un lenguaje romántico y que muestra la peculiaridad americana. Presenta varias áreas temáticas que se pueden resumir en estas:
A) Novela de la tierra, también denominada a veces novela regionalista. Describe la naturalezaamericana en toda su grandiosidad y los relatos se basan en las relaciones del ser humano con este entorno natural. Algunos casos son Doña Bárbara (1929), del venezolano Rómulo Gallegos o La vorágine (1924), del colombiano J. E. Rivera.
B) Novela indigenista. El tema central es un tema social: las injusticias y desigualdades que provoca el hombre blanco en la sociedad india y las reivindicaciones dela cultura indígena. Algunas obras importantes son: Raza de bronce (1919), de Alcides Arguedas; Huasipungo (1934), de Jorge Icaza, y El mundo es ancho y ajeno (1941), de Ciro Alegría.
C) Novela política. En este grupo destacan las novelas referidas a la evolución mexicana, como Los de abajo (1916), de Mariano Azuela.
D) Novela gauchesca. Sobre la vida de los gauchos argentinos escribióRicardo Güiraldes la novela Don Segundo Sombra (1926).

Los inicios del Realismo mágico
Entre 1945 y 1960 se observan en la novela hispanoamericana unas características nuevas que la hacen diferente de la novela desarrollada hasta entonces. Estos cambios se deben a una nueva concepción del mundo y a una nueva forma de vivir que es consecuencia de la revolución técnico-industrial enHispanoamérica: las zonas rurales sufren problemas nuevos causados por la economía capitalista; las ciudades crecen y se deshumanizan, además de crearse grandes cinturones de miseria alrededor; se crean monopolios extranjeros que explotan los recursos, etc. A estas novedades se añaden las influencias de la narrativa europea y norteamericana: Joyce, Proust, Kafka, Faulkner, John Dos Passos, etc.:
• Seabandona el interés prioritario por los espacios rurales y naturales y la denuncia explícita de problemas sociales, y surgen temas nuevos en los que se integra lo urbano y los problemas existenciales y humanos.
• Se introduce en las novelas lo fantástico, lo onírico y lo irracional. Alejo Carpentier expone en el prólogo a su obra El reino de este mundo (1949) su concepción de lo que él llamó“lo real maravilloso” y que luego fue conocido también como “Realismo mágico”: en América, lo maravilloso no surge de manera artificial –como ocurría con los surrealistas- sino que nace de una “revelación privilegiada de la realidad, de una iluminación inhabitual o singularmente favorecedora de las advertidas riquezas de la realidad, de una ampliación de las escalas y categorías de la realidad envirtud de una exaltación del espíritu que lo conduce a un modo de estado límite”.
• Formalmente, se produce una gran cambio puesto que se abandona la estética realista decimonónica y se adoptan técnicas narrativas nuevas (monólogo interior, desorden cronológico…).

Se considera que el relato que marca el cambio de rumbo es El pozo (1939), de Juan Carlos Onetti. A esta...
tracking img