Necesitas 20 fans para girar la rueda de premio

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 45 (11031 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 25 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
LAS REVOLUCIONES CIENTIFICAS
Capítulo 6
El Mundo Físico
La Revolución Copernicana
La imagen del sistema solar con sus nueve planetas que orbitan alrededor del Sol, sus asteroides y sus satélites planetarios, es hoy inmensamente familiar. Cualquier niño la aprende en sus primeros años de escolaridad, todos la aceptamos sin mayor reflexión y quien osara controvertirla pasaría inmediatamente porloco o por bromista. Todos sabemos, casi como artículo de fe, que la Tierra gira alrededor del Sol, a pesar de la irrefutable experiencia que nos proporcionan nuestros sentidos. Tenemos firmemente aceptado un conocimiento que contradice nuestras más elementales percepciones. Por eso cabe la pregunta: ¿cómo sabemos que esto es así? ¿Sobre qué bases se ha llegado a afirmar tal conocimiento? Cuandose hace efectivamente una interrogación semejante, lo hemos experimentado muchas veces, el desconcierto y la confusión surgen en vez de una respuesta. La falta de información precisa al respecto, la aceptación pasiva de la información recibida, se suelen encubrir con vagas frases que aluden a los científicos, la experimentación, las pruebas...

Si tanto cuesta examinar críticamente unconocimiento ampliamente difundido,
aunque contradiga nuestra experiencia, se podrá comprender fácilmente lo que habrá costado hacer que se aceptase inicialmente una proposición semejante, ante la resistencia de lo establecido y del propio sentido común que apuntaban en sentido contrario. Porque hasta bien entrado el siglo XVI se daba por sentado que las cosas ocurrían al revés: nuestro planeta aparecíacomo el firme y sólido centro de un sistema de esferas en las que se desplazaban los demás astros, comenzando por la Luna y terminando por las imperturbables estrellas "fijas". No tenía nada de sorprendente que se pensara de tal manera, dado que así se presentaban los hechos a los sentidos y que se había elaborado, sobre datos recogidos e integrados pacientemente a lo largo de milenios, un cuerpo deteoría capaz de interpretar ajustadamente casi todas las informaciones conocidas. Es cierto que ya mucho antes, en la Grecia clásica, Aristarco de Samos y Heráclides Póntico habían sostenido la hipótesis que luego se asociaría permanentemente al nombre de Copérnico; pero es cierto también que sus propuestas se habían desestimado, no sólo por el peso evidente del sentido común y del pensamientoreligioso, sino también porque no respondían muy adecuadamente a los datos disponibles.

La teoría prevaleciente era la que Ptolomeo había hecho conocer en el siglo II, en su Almagesto, aunque el sistema había sido anticipado ya por Eudoxo de Cnido y casi completamente elaborado trescientos años antes gracias a la labor de Hiparco de Samos. Consistía en una sucesión de esferas concéntricas a laTierra, por lo que se denominaba sistema geocéntrico, en cada una de las cuales se situaban los planetas conocidos, la Luna, el Sol, y finalmente las estrellas fijas. A este modelo básico se le añadían algunos elementos secundarios, destinados a explicar de algún modo las irregularidades que presenta el movimiento de ciertos planetas, como Mercurio y Venus.
Quedaban, por cierto, muchas otras cosassin explicar: lo relativo a la naturaleza,
distancia y movimientos de dichas esferas; la constitución misma de los astros; la razón por la cual, si todas las cosas caían hacia abajo, no lo hacían también los cuerpos celestes; por qué se producía el ciclo anual y, particularmente, la extraña conducta de los planetas exteriores (Marte, Júpiter y Saturno), consistente en las llamadas"retrogesiones". Ellas eran irregularidades en el movimiento particular de tales cuerpos, según las cuales la posición de los mismos no avanzaba, a veces, noche a noche, como las demás estrellas, sino que retrocedía en su posición relativa. Por cierto que muchos de estos problemas hubieran podido explicarse fácilmente de adoptarse un punto de vista heliocéntrico. [Es decir, concibiendo un sistema que tuviese...
tracking img