Negocios

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1081 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 17 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL ANILLO DEL REY AMEG

El mundo ha cambiado, se siente en la tierra, se huele en el aire. El ruido y la prisa dominan la vida. Pero hace mucho tiempo, cuando vivió el Rey Ameg, las cosas eran diferentes. Su padre murió pronto en la eterna batalla con los enemigos del reino, y él, joven e impetuoso, asumió el peso de la corona mucho antes de lo esperado. En su primera decisión como rey, lasuerte sopló a su favor, cuando dolido y rabioso por la muerte de su padre atacó por sorpresa al ejército del bárbaro Acar, consiguiendo derrotarlo y expulsarlo de su territorio.
En los festejos de celebración de la gran victoria, el nuevo rey recibió todo tipo de regalos, pero uno de ellos llamó su atención por encima de los demás. Se trataba de un increíblemente bello anillo que había sido forjadopor un viejo orfebre, experto en el antiguo arte del metal. El anillo, bajo un símbolo recubierto de piedras preciosas en forma de ocho, escondía un pequeño compartimento. Al preguntar Ameg al artesano por la finalidad de aquel diminuto espacio, obtuvo una respuesta que revolvió sus pensamientos: “Está en la mano del cualquier orfebre crear un anillo bonito y lujoso, pero solo está al alcance deun verdadero rey el saber llenar su interior con algo más valioso aún”.
El joven Ameg recogió el guante, él quería ser un verdadero rey, y estaba dispuesto a superar aquella prueba. Inmediatamente mandó reunir a todos los sabios del reino y les trasladó el reto. Muy inteligentemente pensó que lo único que podría ser más valioso para él que el propio anillo era la sabiduría de su reino, pero ladificultad estribaba en lograr condensarla en un papel que cupiera en aquel diminuto receptáculo. Los eruditos se pusieron manos a la obra, pero por mucho que lo intentaban, no eran capaces de sintetizar su conocimiento en menos de un importante tomo. Aquella tarea no parecía tener solución.
El rey no se dio por vencido, y decidió recurrir al rey de los Elfos, de quien se decía que gracias a suinmortalidad, era el más sabio y honrado de los seres que habitaban la tierra. Con gran humildad, Ameg le planteó el enigma y tras unos días de reflexión, el Rey Elfo volvió a visitarle llevándole un pequeño papel doblado, y al entregárselo le dijo “este papel destila toda la sabiduría de mi raza, que te puede ser de valiosísima ayuda, tanto en los momentos de mayor desesperación, como en los demayor gloria. No lo leas ahora y recurre solo a él cuando te encuentres en una circunstancia crítica”. Ameg, profundamente agradecido abrió el anillo, y sin leerlo, colocó con sumo cuidado aquel papelito en su interior.
El tiempo fue pasando y el reino fue creciendo. Las cosas marchaban bien. Los campos daban buenas cosechas, la guerra era un vago recuerdo y los habitantes se sentían felices. Perofue entonces, sin esperarlo, cuando el temible Acar y sus hordas de bárbaros invadieron el reino. Lo hicieron por las montañas del norte, y cruzando el ancho río del sur. Lo hicieron rápida y salvajemente. Arrasaron cada ciudad, cada pueblo, cada granja. A su paso sólo quedaba la más absoluta devastación. Pronto alcanzaron el palacio real y Ameg no tuvo más remedio que huir. Pero una presa comoaquella no era baladí y Acar, junto con su guardia bárbara, le persiguió sin descanso.
El joven rey se encontraba solo, cabalgando extenuado durante días, a través de densos bosques y escarpadas montañas, hasta que sin saber cómo llegó al final de un camino que desembocaba en profundo acantilado. Totalmente desesperado el Rey Ameg se acordó de su anillo y del valioso tesoro de su interior. Loabrió, y desdoblando cuidadosamente el pequeño papel leyó las siguientes palabras: “Esto también pasará”. Mientras leía, se imaginó que era el venerable Rey Elfo quien se las decía, y poco a poco, según encontraba sentido a aquellas tres palabras, su desesperación se fue tornando en calma. Esta complicada situación iba a pasar. Con la cabeza fría, sin dejarse llevar por el miedo y analizando bien sus...
tracking img