Negro navas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1709 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 5 de febrero de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL NEGRO NAVAS
Gabriel Hernández Suárez
[pic]

“Dios creó a los locos de lo más ruin y bajo de la sociedad para avergonzar a los sabios”

Negro Navas

La creación artística subsume una luchapermanente a favor de la vida, ante la cual algunas veces sucumbe el artista. Paradójicamente, la vida que pretende defender no es la vida tradicional de lujos y comodidades que persiste en reducirlo a un ser sin ilusiones, sin imaginación, sin sensibilidad, sino la vida emancipada de las cargas, condicionamientos, límites, fronteras, códigos, leyes ynormas que la sociedad le ha decretado.

Esta opresión impuesta desde el exterior estrecha los horizontes de su interior salvaje, anárquico, inculto e incivilizado. La agonía del artista no es por el mejoramiento de sus condiciones personales de vida sino por la rebeldía irrenunciable por la libertad total oscurecida por la civilidad. Él quiere sentirlo que ya hoy no es sentible. Su propósito no es ser perfecto sino ser perfectamente imperfecto en el desorden. Su intención es el regreso a la condición emocional original del ser humano, época en la cual nadie conspiraba contra su libertad natural.

El artista no busca ornamentar con sus obras el entorno palaciego de espíritus vulgares,sino ingresar al mundo impoluto de nuestra condición primitiva, sometido durante tantos siglos a la simple obediencia de cánones ajenos. Eleva su poderosa capacidad expresiva, cargada de la tensión demoledora necesaria, para liberarse de aquellos sentimientos reprimidos, generados por la permanente manipulación de los códigos interpretativos de losincautos ciudadanos. Todos sus movimientos van dirigidos a intentar iluminar los instintos más profundos, inherentes al ser humano, que la racionalidad ha subyugado a pesar de estar unidos de modo inseparable a su esencia.

Esta condición original del ser humano fue conminada por el imperio de lo artificial a deambular cual alma vergonzante por eldelirante jardín de las apariencias, donde cree encontrar paz y tranquilidad, pero solo encuentra vacio e intranquilidad. Lo artificial convierte el entorno en un paisaje agradable para los espíritus insensibles, pero desagradable y asfixiante para quienes a porfía de deformar artísticamente la realidad cotidiana develan la realidad fatal y patética denuestra propia condición.

Esta paradójica concepción crítica acepta el objeto artístico como el umbral de un mundo ingenuo y cínico donde la desvergüenza en el apoyo a prácticas censurables y reprochables choca con la censura oficial que impide el libre ejercicio de la impudencia y la obscenidad descaradas. Es lógico que la sociedad no sealógica con lo ilógico, porque el sentir de las diferentes aristas que conforman nuestra condición emotiva natural se cierra sobre sí misma en un movimiento de reflexión patética absoluta, haciendo difícil el acceso a quienes el sentir está gobernado sólo por el saber. Este acceso es posible a unos pocos gracias a una impresión espontanea comparablea la intuición de la filosofía idealista en relación con la inmediatez en el conocimiento del objeto.

Así como la sensación no necesita del entendimiento para alcanzar el conocimiento de las obras de arte, como lo afirma Baumgarten en su propuesta estética, tampoco es difícil pensar que la sola impresión emocional oscura que produce el objeto...
tracking img