Neoclasico hiberoamerica

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1586 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 29 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Arquitectura Neoclasica.
La arquitectura neoclásica es un estilo arquitectónico que produjo el movimiento neoclásico que comenzó a mediados del siglo XVIII, por una reacción contra el estilo barroco de ornamentación naturalista así como por el resultado de algunos rasgos clasicistas nacidos en el barroco tardío. Se prolongó durante el siglo XIX, confluyendo a partir de entonces con otrastendencias, como la arquitectura historicista y el eclecticismo arquitectónico. Algunos historiadores denominan el periodo de la arquitectura neoclásica de la primera mitad del siglo XIX como clasicismo romántico, a pesar del oxímoron (oposición de términos), dado que, además de coincidir en el tiempo con el romanticismo, estilísticamente comparte rasgos con la estética romántica, al añadir ciertaexpresividad y espíritu exaltado a la sencillez y claridad de las estructuras clásicas grecorromanas.
Factores fundamentales que influyeron en la creación de la arquitectura neoclásica fueron los determinantes en el contexto político, social y económico de la época, en que se incluyen destacadamente la revolución industrial, la crisis del Antiguo Régimen, la Ilustración, el enciclopedismo, la fundaciónde las Academias, el despotismo ilustrado, etc.
La revolución industrial modificó profundamente el ritmo de vida, influyó en adelantos técnico constructivos, empleo de nuevos materiales. El concepto de economía relacionado con el funcionamiento cambió algunos esquemas de organización espacial y aun de relación entre vanos y macizos.

Neoclásico en Iberoamérica.
El arte quedó sometido alcontrol de la política, que monopolizaba la enseñanza a través de las instituciones académicas y daba un tono uniforme a las producciones artísticas, pues antes de realizarse debían ser supervisadas oficialmente para ver si guardaban los principios del arte, de acuerdo con los gustos neoclásicos. La mano fuerte de la Academia se dejó sentir en Iberoamérica, no sólo por el rígido control estatal sinoporque se fundaron academias similares a las españolas tal como la R. A. de S. Carlos de México (1781). La implantación de las normas académicas tanto en España como en Iberoamérica supuso una reacción contra el sentir estético del mundo hispánico, que había logrado expresar con los ideales barrocos su sentido anticlásico de la vida y del arte. Ello explica que la implantación de la Academia tuvieraque ser obra de artistas extranjeros, franceses e italianos, llegados al amparo de la política borbónica.
Es conocido el proceso de la fundación de la Acad. Mexicana, y por ello sabemos con qué entusiasmo acogió la Nueva España la creación de esta institución. Es curiosa la mentalidad de los propulsores de la Academia, pues para ellos la brillante historia del barroco mexicano no había sido sinoun letargo de más de dos siglos; con criterio dieciochesco pensaban en los beneficios que la Academia reportaría para la balanza comercial. Los procedimientos empleados por la Academia mexicana fueron los mismos que los de la metropolitana, radicada en Madrid.
Una de las primeras normas de control estético fue recibir en su seno a los arquitectos que antes de llevar a cabo una obra secomprometieran a presentar los planos a esta institución, aceptando sin réplica la crítica que se hiciera de ellos; este detalle es bien significativo para ver el tono dictatorial y la intransigencia neoclásica.
Para implantar el nuevo espíritu era necesaria la importación de profesionales, ya formados en los nuevos gustos, por ello ya se solicitó en 1787 el envío de buenos profesores, colocando enprimer lugar a Juan de Villanueva (v.). Difíciles fueron los primeros tiempos de la Academia mexicana por la falta de armonía que hubo entre sus primeros miembros.
Lo más importante del legado neoclásico en Iberoamérica fue la arquitectura; la pintura y la escultura tuvieron escaso desarrollo. Ello está justificado por el grupo notable de arquitectos que florecieron, como Tolsá, Tresguerras, Petrés...
tracking img