Neron

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 15 (3687 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 22 de noviembre de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
Aunque, bajo su gobierno, no se cometieron las cotidianas crueldades de sus antecesores, varias circunstancias confluyeron para hacer de Nerón, el emperador más conocido y el más denigrado de todos. Se estima que esta calificación errónea se relacionaba con el hecho de que, durante su gobierno, murieran decapitados y crucificados los apóstoles Pablo y Pedro, representantes primigenios de aquellanueva religión que había surgido en Palestina, fundada por Jesús de Nazaret. Así, el fin trágico de los apóstoles y el de otros muchos cristianos seguidores, propició la ennegrecida leyenda de Nerón. A partir de este hecho, la historiografía cristiana, lo consideraría como el precursor de las persecuciones posteriores a los seguidores del cristianismo.

En otro orden de cuestiones, esteemperador había nacido en Antium, era hijo de Julia Agripina y de Enobarbo –aunque también se decía que, en realidad, el verdadero padre había sido el hermano de la propia Agripina, Calígula–. Al nacer, su padre, en medio de un delirium tremens producto de una borrachera, expresó: «De Agripina y de mí —profetizó— sólo puede nacer un monstruo». Estas palabras no resultaban extrañas frente a un progenitorque había tenido relaciones incestuosas con su hermana Lépida (la llegada al poder del nuevo Emperador le habría salvado la vida).

Sin embargo, al poco tiempo quedaría huérfano de padre, y su madre sería desterrada. Nerón, vivió junto a su tía Domicia Lépida, “de costumbres y honorabilidad harto discutible”, que se había encargado de un niño prácticamente abandonado. La vida libertina de sutía se confirmaría con la designación de sus tutores: Domicia encargó la educación del niño a dos amigos suyos (un bailarín y un barbero). Al regreso del destierro, su madre, Agripina, volvió a ocuparse de su hijo, reemplazando a sus tutores por Aniceto, un individuo aún más inmoral que los anteriores y que la propia tía Lépida.

A los 13 años, fue adoptado por el emperador Claudio –bajo laspresiones de su madre Agripina–, de esta forma, tras la muerte del Emperador, el joven Nerón heredaría el trono imperial. Una de las hipótesis que se manifiestan, considera que la muerte de Claudio estaba relacionada con el suministro de setas envenenadas preparadas por Locusta a indicación de la propia Agripina. A su vez, la madre de Nerón había comprado a los pretorianos (a los que previamente habíasobornado con 15.000 sestercios para que no dudaran al momento de elegir al nuevo emperador).

Empezaba así un nuevo reinado y un nuevo Emperador en la lista del mayor Imperio entonces conocido, quien gobernaría sobre más de 70 millones de ciudadanos romanos. Claro que, oculta tras la figura de su hijo, quien iba a llevar las riendas de los negocios imperiales iba a ser aquella, todavía joven yhermosa mujer, Agripina.

Sin embargo, el hijo de Enobarbo (de aenus, bronce, y barbo, barba —como su padre, Nerón tenía cabellos y barba rojizos–), en un primer momento, no deseaba ocupar el trono imperial, pues era consciente de que le alejaría de su verdadera buena vida. Ésta, para el joven Nerón, se encerraba en la práctica y conocimiento de las artes, de las que era un convencido yentusiasta aficionado, ya que se consideraba a sí mismo como buen cantante, poeta, escultor, actor y hasta bailarín. Además, estaba convencido también de su experticia en otras actividades como en la conducción de cuadrigas.

Nerón consideraba que todas estas actividades pasarían a un segundo plano cuando asumiera como Emperador, lo que explica su reticencia a ocupar el nuevo lugar, a no ser por lasprisas de su madre, por él ese momento lo hubiera alejado lo más posible. Incluso intentó rechazar el matrimonio impuesto con la jovencísima Octavia cuando contaba apenas trece años, matrimonio que, aunque llegó a celebrarse, nunca se consumaría. Por el contrario, Nerón hizo saber de manera ostensible, que su auténtica esposa era una mujer llamada Actea, aquella era liberta y meretriz muy...
tracking img