Niños desechables

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1096 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 14 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Niños desechables
Dr. Gonzalo Himiob
"Caracas 17 de enero de 19??. En el día de hoy se anuncia la subasta de un número no determinado de niños desechables aún de buen uso. Esta venta se prologará hasta agotarse la existencia. Los niños son producto de mala educación, la desnutrición, la paternidad irresponsable, la feminidad humillada e impenitente, y la inconsciencia de una sociedad facilistay triunfalista que se ha empeñado en gozar de lo inmediato sin consciencia de futuro. Estos niños podrán ser usados por corto, y útil tiempo, en la prostitución, la mendicidad, el hurto y hasta en el asesinato. El Gobierno Nacional y la sociedad civil se comprometen--por intermedio del INAM, los retenes para menores, las mala políticas de educación, las leyes, la corrupción, el fomento de juego yla bebida, la brutalidad policial, la inconsciencia, el dominio de lo económico por encima de los programas sociales, etc.--a la capacitación delictiva de los mismos y a que, estos niños, puedan ser usados impune e irrestrictamente hasta que cumplan la mayoría de edad o hasta que, por desgaste natural, enfermedad o muerte, desaparezcan. Nota Importante: Se garantiza la confidencialidad yprotección de los participantes en la subasta." Dentro del surrealismo mágico de la América Latina, nada tendría de extraño un anuncio como el anterior. Soy testigo, doliente y asombrado, de la presencia de los niños de la calle, de la repetición de patrones que hacen de nuestras ciudades un criadero deformante de seres humanos sometidos a la explotación de otros no tan ingenuos. En su libro "El Callejón delos Milagros," Naguib Mahfouz nos habla de un "hacedor de mendigos," suerte de médico inverso que se dedica a mutilar, enceguecer, amputar, etc., con la finalidad de crear a un ser doliente capaz de procurarse el sustento por medio de la lástima. A él van acudir todos aquellos que, con vocación suficiente para la picardía, están dispuestos a pagar por su propia miseria. Uno de los casos maspatéticos que describe el autor, es el de un hombre grande y fuerte que, en la plenitud de su salud, acude para que le recomiende la mejor forma de invalidarse, después de pensarlo, el fabricante de mendigos le aconseja que no se haga nada, que no hay mayor estímulo a la compasión que ver a un hombre completo pidiendo limosna. En las calles de Caracas, y en las de muchas ciudades de la América Latina,vemos con frecuencia niños y niñas frescos y hermosos, ellos nos inspiran mas caridad que aquellos, que con sus cuerpos torcidos, tratan de movernos a la dádiva. Otro libro, uno que me llenó de horror, es el del periodista Boris Muñoz, "La Ley de la Calle," en él, Boris, nos hace una crónica espeluznante de muchachos de 14, 15 y 16 años, que saben que no llegarán a cumplir los 18, lo que es aún másterrible es que tampoco desean hacerlo. Muchos de ellos ya tienen en su haber varios muertos, algunos han procreado hijos con mujeres/niñas, cuyo camino es el mismo de su pareja o el de la prostitución. De mi experiencia voy a inventar un caso, este, si bien es imaginario, no deja por ello de ser factible ya que mezclo vivencias: Se trata de Pedro, cuando lo conocí tenía 14 años en la ocasión dehacer una suplencia en el Consejo Venezolano del Niño. Pedro había apuñalado a su padrastro, un hombre unos años más joven que la madre, esta era una mujer pobre que había concebido a Pedro en una relación sexual fortuita al salir de una fiesta. La familia la rechazó y la sacó de la casa, de allí en adelante pasó de hombre en hombre teniendo varios hijos. Cuando se encuentra con su pareja actualse siente agradecida. El hombre, brutal, drogadicto, delincuente y alcohólico, llega a la casa por las noches gritando, golpeando y pidiendo a gritos sexo y servidumbre. Una noche, lleno de rabia y vergüenza, Pedro no aguanta más y lo acuchilla para defenderse, y proteger a la madre, y si bien no lo mata, el hombre queda mal herido. Lo envían a un retén para menores para ser evaluado. Allí...
tracking img