Nicaragua

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1170 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 30 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Estu­dio­sos de la cul­tura polí­tica nica­ra­güense ase­gu­ran que lo más des­con­cer­tante de Nica­ra­gua es que a las altu­ras del siglo XXI sobre­vi­ven con fuerza valo­res nega­ti­vos —o anti­va­lo­res — de la época de la colo­nia española.

Pero no es justo seguir cul­pando del atraso polí­tico nacio­nal a las remi­nis­cen­cias colo­nia­les his­pá­ni­cas, pues ya sin los virre­yes ygober­na­do­res fue­ron los crio­llos y sus des­cen­dien­tes mes­ti­zos quie­nes se empe­ña­ron en man­te­ner aque­llos valo­res espa­ño­les que, cuando ter­minó la colo­nia ya esta­ban siendo sus­ti­tui­dos en europa por obso­le­tos e ineficientes.

Actual­mente, en el comienzo del segundo dece­nio del siglo XXI puede obser­varse en el estado nica­ra­güense aque­lla tri­ple carac­te­rís­tica de lostiem­pos medie­va­les, lo cual se puede ver en el pro­ceso elec­to­ral que está en marcha.

1. Un gobierno cen­tra­lista y auto­ri­ta­rio que con­trola todos los pode­res del Estado, como era en la monar­quía abso­lu­tista espa­ñola en tiem­pos de la colo­nia. 2. La obten­ción de riqueza fácil desde la cúpula del poder. 3. Iden­ti­fi­ca­ción de la per­sona del gober­nante con los intere­ses delEstado, bajo el supuesto erró­neo de que el patri­mo­nia­lismo es un dere­cho de quien ejerce el mando y que el poder del Estado no se ejerce sino que se posee.

Esos tres ras­gos fun­da­men­ta­les los vemos en el actual pro­ceso elec­to­ral, con­fir­mando lo dicho anteriormente.

En efecto, un indi­vi­duo de men­ta­li­dad mili­ta­rista, el coman­dante Daniel Ortega, con­trola de maneraper­so­nal y directa todos los pode­res esta­ta­les, uti­liza el poder para mane­jar dinero del Estado o sea de toda la socie­dad sin ren­dir cuen­tas a nadie, como es el caso del nego­cio petro­lero del grupo Alba. Dis­tor­siona la inde­pen­den­cia del Poder Elec­to­ral que es la pie­dra fun­da­men­tal de la demo­cra­cia, pero de la autén­tica demo­cra­cia sin ape­lli­dos que se basa en la liber­tad de laper­sona humana, no de las far­sas deno­mi­na­das como demo­cra­cia popu­lar, demo­cra­cia socia­lista, demo­cra­cia popu­lista o demo­cra­cia del poder ciu­da­dano que solo son dis­tin­tas envol­tu­ras dema­gó­gi­cas del auto­ri­ta­rismo y el caudillismo.

Hablando de la autén­tica demo­cra­cia es sig­ni­fi­ca­tivo que la obser­va­ción elec­to­ral haya tomado en Amé­rica Latina unaimpor­tan­cia fun­da­men­tal, pro­ducto de la par­ti­ci­pa­ción ciu­da­dana que com­ple­menta la demo­cra­cia repre­sen­ta­tiva en la que el ciu­da­dano con­trola al gobierno para denun­ciar sus abu­sos y lla­marlo al orden siem­pre que sea necesario.

Pode­mos men­cio­nar al menos diez pres­ti­gio­sas orga­ni­za­cio­nes no guber­na­men­ta­les que ejer­cen la obser­va­ción elec­to­ral en Amé­rica Latina,fir­man­tes del Acuerdo de Lima, Perú, en el año 2000, las cua­les son reco­no­ci­das como idó­neas por la Orga­ni­za­ción de Esta­dos Ame­ri­ca­nos (OEA). Esas orga­ni­za­cio­nes no guber­na­men­ta­les son: Poder Ciu­da­dano, en Argen­tina; Boli­via Trans­pa­rente, en Boli­via; Misión de Obser­va­ción Elec­to­ral (MOE), en Colom­bia; Ética y Trans­pa­ren­cia, e Ipade, en Nica­ra­gua;Par­ti­ci­pa­ción Ciu­da­dana, en Ecua­dor; Acción Ciu­da­dana, en Gua­te­mala; Alianza Cívica, en México: Deci­da­mos, en Para­guay; Trans­pa­ren­cia, en Perú; Par­ti­ci­pa­ción Ciu­da­dana, en Repú­blica Domi­ni­cana; y como miem­bro obser­va­dor el Cen­tro de Ase­so­ría y Pro­mo­ción Elec­to­ral (CAPEL) del Ins­ti­tuto Inter­ame­ri­cano de Dere­chos Huma­nos, que tiene su sede en Costa Rica.

En cuanto aorga­nis­mos inter­na­cio­na­les des­ta­ca­dos en la obser­va­ción elec­to­ral hay que men­cio­nar a la OEA, en las Amé­ri­cas, la Unión Euro­pea en el viejo con­ti­nente y la Orga­ni­za­ción de Nacio­nes Uni­das (ONU) a nivel mun­dial, así como al Cen­tro Car­ter en EE. UU.

Eso sig­ni­fica que existe una doc­trina inter­na­cio­nal y una amplia prác­tica de obser­va­ción elec­to­ral por...
tracking img