Nicolas de cusa de claudia d´amico, u catolica de argentina

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 20 (4874 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 5 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
NICOLAS DE CUSA de Claudia D´amico
Resumen
Entre la Edad Media y el Renacimiento, como una suerte de gozne entre el espíritu medieval y las perspectivas del mundo moderno, la figura de Nicolás de Cusa se eleva como una de las fundamentales de esa etapa del pensamiento. Colaboró con el legado que la última Edad Media hizo a la modernidad, para que esta termine consolidando nociones como “ley”,“consenso” y “representación”.

La propuesta de Nicolás de Cusa resultó una combinación original entre una doctrina teocrática del poder –pues Dios es fuente y causa remota de toda potestad- y una doctrina ascendente del poder o de la soberanía popular, que da lugar al conciliarismo (poder de los concilios) y al imperio cristiano como su contrapartida temporal.

En términos históricos, latentativa de gobierno conciliar fracasó y cerró una senda que, aparentemente, la Iglesia no pudo retomar. En el terreno político, en cambio, la doctrina de la soberanía popular había iniciado un camino del que ya no podrá regresar.
 

Entre la Edad Media y el Renacimiento, como una suerte gozne entre el espíritu medieval y las perspectivas del mundo moderno, la figura de Nicolás de Cusa se elevacomo una de las fundamentales de esta etapa de la historia del pensamiento. El nombre del Cusano evoca, sin duda, nociones que marcaron fuertemente el plano de la filosofía teórica: la docta ignorancia, la coincidencia de opuestos, la postulación metafísica de la infinitud del universo. Sin embargo, su actuación en el ámbito político merece ser tenida en cuenta, pues ha colaborado con el legado quela última Edad Media hizo a la modernidad para que ésta termine por fin consolidando, desde el punto de vista de la fundamentación teórica, nociones tales como “ley”, “consenso”, “representación”[1].

En este sentido, el caso cusano resulta interesante: como hombre de Iglesia, escribe una obra La concordancia universal (De concordantia catholica- 1434) en la cual propone, por una parte, unaauténtica concordancia entre el poder temporal y el poder espiritual; por otra, una concordancia interna de la Iglesia mediante la profundización de los principios conciliaristas.

II

Ahora bien, cuando Nicolás escribe esta obra, el movimiento conciliar estaba suficientemente arraigado en la Iglesia occidental. De hecho, su aparición estuvo directamente ligada a la definitiva solución delllamado “Gran Cisma de Occidente”, que se extendió desde 1378 a 1417. El movimiento conciliar, propio del siglo XV, es, a su vez, el resultado de una tradición conciliarista consolidada teológicamente, por lo menos, un siglo antes. Así, la historia del conciliarismo transita desde las primeras formulaciones teóricas hasta la formación de una tradición y, después, de un movimiento. Precisamente, latradición se convierte en movimiento cuando resulta imprescindible fundamentar la posibilidad de un gobierno conciliar para la Iglesia no sólo desde un punto de vista teológico, sino también desde el punto de vista jurídico, pues han llegado los tiempos de ponerlo efectivamente en marcha.

Dos vertientes, pues, se articulan en la historia de su fundamentación: una, de orígen jurídico-canónica; otra,de origen teológico-filosófico. Entre la jurídico-canónica encontramos, por una parte, una línea que se extiende desde Graciano hasta los tiempos de Constanza en la figura del gran maestro paduano Francesco Zabarella, pasando por grandes canonistas académicos[2]; esta línea podría ser llamada la de los decretalistas, pues, precisamente, se nutren de aquel célebre decreto de Graciano del S.XII[3]; pero la vertiente jurídica, por otra parte, se presenta también bajo la forma de otra tendencia ligada más bien a la estructura jurídica de las corporaciones.

La conveniencia, o no, dentro del marco del gobierno eclesial, de un organismo que limitara el poder del Papa resultaba, en la Baja Edad Media, un tema delicado. Desde el lado de los decretalistas, podía concederse la posibilidad...
tracking img