Nietzsche; del deber ser al deber escribir.

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1827 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 13 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Friedrich Nietzsche fue un alemán nacido a mediados del siglo XIX. Escritor violento como pocos, fustigó y vapuleó a Dios, a la religión - especialmente a la cristiana -, a los principios que sustentaran la amabilidad, el compañerismo, el mutualismo y la reciprocidad. Antepuso el bien propio ante el bien común. Su teoría sobre la voluntad de poder es el sólo el abrebocas de lo que después seríael superhombre, postulado bajo el cual la una mayor cantidad de poder representa más posibilidades sobre los otros, lo que se traduce en un incremento en la capacidad de alcanzar lo que quiero, sin importarme los demás. ¿No es la vida acaso, ser feliz obteniendo lo que uno quiere? ¿El fin sin importar el medio?
Nietzsche también criticó y castigo con pluma y verbo la intención del cristianismo dedesterrar el cuerpo de la cultura. El cuerpo no es algo que deba reprimirse en las acciones humanas, puesto que según él nuestra naturaleza física y psicológica está relacionada con nuestra forma de ser y de pensar. La supresión del cuerpo - en expresiones pudorosas, sexuales, entre otras - es la supresión de una parte de nuestra libertad.

Y con respecto a la libertad, Nietzsche presenta lacreación de una moral propia, que - con la muerte o la desaparición de Dios - de paso a una libertad plena y completa, en la cual concretemos nuestras ambiciones sin ataduras ni remordimientos.
De más está decir que sus planteamientos son bastante polémicos a la par de brillantes; pero me parece que han sido respetados e inmortalizados por dos razones puntuales. Primero por sus libros, pues en ellosdescansa toda su filosofía libertina y nihilista. Y segundo, por la consecución que mantuvo su acción para con su verbo. Su biografía delata una vida bastante similar a lo que profesaba. Su relación triangular, sexual y amorosa con Paul Rei y Lou Salome, al igual que el hecho de haber contraído sífilis - aunque sea el padecimiento de dicha enfermedad una consecuencia de su libertinaje, más queuna manifestación del mismo - son clara prueba de ello. Y más que todo eso, la determinación de vivir libre pese a sus quejumbrosos dolores y malestares físicos - Nietzsche era un hombre bastante enfermo, con numerosos problemas de salud -. Ante el sufrimiento físico que representaba su vida, no se vio resignado ni encogido de hombros - o por lo menos no por largos ratos - sino que entre ladebilidad se hizo más fuerte. Su sufrimiento influencia su filosofía - y viceversa -, se hace uno con su palabra, impulsando su optimismo, y no su pesimismo. Sin la profecía en sus labios ni la barba colgante - aunque casi - Nietzsche trató de ser su mismo Zaratustra.
Y esto me lleva a preguntarme ¿Será peligroso vivir al filo de nuestra palabra? ¿Obedecer cada uno de nuestros consejos? ¿Hacer siemprelo que se dice? ¿O más bien, es eso lo que necesita este mundo? - Por no decir el país - Pues son pocos los hombres actuales que cumplen como contrato aquello que dictan. Actualmente el Papa Benedicto XVI estudia 150 casos de Pederastia en la Iglesia católica. Hombres que juraron ser fieles a los designios de Dios, ceden a las tentaciones burdas de la carne. No es sencillo mantener a raya elinstinto pecador dentro de nosotros, pero moralmente es una traición al hábito deplorable y asquerosa. Claro, para eso siempre está el perdón y la dependencia que podemos desarrollar hacia este, pero !Cuan peligroso puede ser que esa solución se convierta en nuestro pan de cada día! Pues la costumbre, al igual que construye, destruye, ya que el hacer rutina de nuestro ensayo y error - en el que el errores cometido con plena conciencia - no sólo fallamos como individuos, sino como seres sociales. No hay nada peor que estar acostumbrado a equivocarse con el consuelo de que el perdón y nuestra condición de seres humanos nos absolverá de toda culpa. Ensayar y errar es de humanos, eso está claro, pero ensayar, errar, pedir perdón y repetir la ecuación, con el desliz meditado, eso sí no es muy...
tracking img