Ninguno

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (456 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 28 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Discursos de la mujeres dedicadas a los templos | Educación de la mujer entre los indios de Yucatán |
Entre todas las naciones fue siempre la mexicana la que más se dio al supersticioso culto delos demonios, era excesivo el número de sacerdotisas con que llenaban los templos y en donde les ofrecían luego que habían cumplido cuarenta días, aceptándolas los sacerdotes en nombre de los ídolos.| El cuñado de adelantado montejo pretendió una moza india y bien dispuesta prometió a su marido, temiendo que la guerra no la matasen, no conocer otro hombre sino el |
Manuscrito de la lenguamexicana decía: “señor y dios invisible, cuya luz se esconde entre las sombras de los nueve apartamientos del cielo, causa de todas las cosas, defensor del universo: el pen este lugar sagrado. Madrepreciosa que más estiman y la antorcha resplandeciente, porque en tu hechura y efecto de tus manos para que viva y sirva | Enseñaban lo que saben a su hijas y criarlas bien a su modo, que la riñen y lasadoctrinan y hacen trabajar y sin hacer culpas las castigan dándoles pellizcos en las orejas y en los brazos. Si las ven alzar los ojos, las riñen mucho y se los untan con su pimienta, que es gravedolor y si no son honestas, las aporrean y untan con la pimienta en otra parte por castigo. |
Este ofrecimiento y deprecación se la volvían a sus padres para que la criasen hasta edad de ocho años. |Son grades trabajadoras y vividoras porque en ellas cuelgan los mayores y más trabajos de la sustención de la casa, |
Congregándose los parientes las conducían al templo, coronada de flores y vestidaa su usanza, galanamente, donde era recibida del sumo sacerdote. | Tienen por gran fealdad mirar a los hombres y reírse y por tanto esto bastaba para hacer cualquier fealdad y sin más entremeses lashacia reunirse. |
Las doncellas puestos en pie el tequacuilli, superintendente o vicario de estos conventos, decía con admirables esta admirable platica “muy amada y preciosa niña, siendo cierto...
tracking img