No pienso, pero existo

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 20 (4965 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 10 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
1 NO PIENSO, PERO EXISTO Juan José Fernández Teijeiro

Hace unos días, en una conversación informal con el Prof. Berrazueta, catedrático de Cardiología en la Facultad de Medicina de Santander, éste no dejaba de manifestar su malestar ante la dicotomía existente entre el Hospital Marqués de Valdecilla, hoy denominado “universitario”, con las cátedras que desempeñan la función docenteuniversitaria de las materias clínicas de la licenciatura. Recordaba como cuando bajo la dirección del Dr. López Vélez en los años 70, se hizo la reforma de la antigua Casa de Salud de Valdecilla, una de las primeras escuela de especialidades en nuestro país, creada en 1929 sobre el modelo de la Clínica Mayo de Rochester (USA), uno de sus logros fue el conseguir la creación de la Facultad de Medicina. Estafeliz idea se le

presentaba al Dr. Berrazueta en aquellos años muy próxima a lo que él había visto en el Instituto de Cardiología de México, en donde había realizado su tercer año de formación como residente en Cardiología. La investigación y la asistencia como un todo. Esta era la línea de los buenos hospitales en todo el mundo. Aquél sueño, me decía el Dr. Berrazueta, fue imposible enSantander, y, por desgracia, salvo excepciones muy contadas, sigue sin ser una realidad en España. En Santander se abrió un hospital con la oportunidad de colaborar en la docencia, pero aquellos pocos profesionales que desde el comienzo se ofrecieron a colaborar fueron muy criticados y casi perseguidos. Todos los males y defectos del hospital eran achacados a la “pérdida de

2 tiempo” que suponía lashoras de clase. La situación llegó a tal extremo que al profesorado se le retiró la gratificación por docencia, de tal forma que en la actualidad el personal facultativo que imparte clases percibe un solo salario, el mismo que percibe el personal dedicado solo a la asistencia. No importa que seas catedrático, titular interino o asociado: tu salario es el mismo que el del no docente. El hechoinsólito es que el personal médico del hospital, no lo ven como un “hospital universitario”, y de hecho, hay muchos servicios, con buenos profesionales, que enseñan su especialidad, pero que ni se han planteado acudir a las oposiciones de puestos docentes, y ni siquiera a realizar sus tesis doctorales después de muchos años de trabajo y enseñanza. El Dr. Berrazueta ganó su cátedra en 1989, contó con dosprofesores titulares; en su servicio se investiga y se publica. Todo esto casi en solitario. Me comentaba, que lo que es más triste es no ver un relevo generacional, una falta de motivación en las promociones jóvenes por llegar a ocupar puestos docentes en la universidad. ¿Qué está pasando? ¿Cómo es posible que se haya llegado a esta situación en la que profesionales universitarios den la espaldaa la universidad? O, quizás, podríamos plantearnos en pasiva este interrogante, de forma más o menos coloquial: ¿qué ha hecho la universidad para merecer esto?

Patetismo y paletismo universitario La cualidad de patético es definida por el DRAE como aquello “Que es capaz de mover y agitar el ánimo infundiéndole afectos vehementes, y con particularidad dolor, tristeza o melancolía”. Y de verdad,a lo mejor exagero, pero mi visión actual de la universidad, en general, y salvo honrosas

3 excepciones, es patética; es hoy generadora de dolor, tristeza y melancolía, las tres cosas a la vez. Mis reflexiones parten de mi vida universitaria entre los años 52 y 59, que no eran precisamente los de una época universitaria boyante; todo lo contrario: medios muy escasos, cátedras y laboratoriosdeficientemente dotados, profesorado mal remunerado, y más cosas, pero, en contraposición, y hablo en términos generales, teníamos una conciencia bastante definida de lo que era la Universidad, de lo que tendría que llegar a ser; éramos conscientes de sus carencias y limitaciones. Y esto ya no era poco. Accedíamos a la Universidad tras un Examen de Estado; era la propia universidad la que...
tracking img