No se

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 30 (7312 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 7 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA DEMOCRACIA REPRESENTATIVA Y LA FALACIA DE LA LLAMADA “DEMOCRACIA PARTICIPATIVA.* Allan R. Brewer-Carías
Profesor de la Universidad Central de Venezuela

I.

LA DEMOCRACIA Y LOS PELIGROS DEL DISCURSO AUTORITARIO Si algo ha resultado de la práctica democrática que la mayoría de los paí-

ses de América Latina han experimentado en las últimas décadas, ha sido la toma de conciencia de quela democracia, como régimen político, no puede quedar reducida sólo a garantizar la elección de los gobernantes. Más bien tiene que ser concebida como una alianza global entre los gobernados que eligen, y los gobernantes electos, dispuesta para garantizar, por una parte, que el ejercicio del poder por los últimos sea efectivo, y por la otra la participación de los primeros en la conducción políticade la sociedad, todo basado en la primacía que debe tener el ser humano, y con él, su dignidad y sus derechos. Pero llegar a esta conclusión no ha sido fácil. Los ciudadanos de nuestros países, de cara a nuestras democracias, ha tenido que enfrentar y siguen enfrentando tremendas incomprensiones y distorsiones que tanto de buena como de mala fe, derivan de un persistente discurso político que sesolaza en la critica de las muchas deficiencias que ha mostrado la práctica de la democracia

*

Texto elaborado para el Congreso Iberoamericano de Derecho Electoral, Monterrey, Nuevo León, 2010. Para la redacción de esta Ponencia hemos partido de lo que expusimos en la Videoconferencia dictada en el Seminario Internacional sobre “Democracia y participación ciudadana en el contexto del derechocomparado y del derecho nacional,” organizado por la Facultad de Jurisprudencia de la Universidad del Rosario, Bogota, 3 de Mayo de 2010.

representativa, la cual, efectivamente, en muchos países ha terminado por no representar a los diversos componentes de la población. Esa práctica democrática, por otra parte, en muchos casos no ha logrado servir de instrumento para la efectiva construcciónde sociedades donde el ciudadano logre sentirse realmente incluido, y participe efectivamente en el quehacer político que en muchas ocasiones ha quedado secuestrado por los partidos políticos. Ello ha dado origen, entre otros factores, al clamor que tan seguidamente se oye en nuestros países latinoamericanos por la construcción de una “democracia participativa,” la cual, la verdad sea dicha,muchos demócratas confunden con la democracia directa, llegando incluso a preferirla respecto de la democracia representativa; y muchos no demócratas la esgrimen con el deliberado propósito de, precisamente, acabar con esta última, confundiendo la movilización popular con la participación. Todo ello ha conducido al establecimientote de un falso enfrentamiento entre la democracia representativa, a lacual se ataca despiadadamente, y la democracia participativa, por la cual se clama, a veces incluso planteando el tema como una dicotomía que no existe, como si la segunda –la democracia participativa- pudiera sustituir a la primera; falsa dicotomía en la cual ciertamente y sin quererlo, muchos demócratas han caído inadvertidamente buscando de buena fe el perfeccionamiento de la democraciarepresentativa; y también, queriéndolo y de mala fe, muchos otros falsos demócratas han propugnado, ocultando la faz y las fauces del autoritarismo, pretendiendo sustituir la democracia representativa por una supuesta “democracia participativa,” todo en fraude a la propia democracia. Sobre estos temas está destinada esta Ponencia al Congreso Internacional de Derecho Electoral, contentiva de algunasreflexiones sobre la democracia 2

representativa y su significado político; sobre las exigencias de la participación ciudadana, en el sentido de que la democracia, sin dejar de ser representativa, debe asegurar la inclusión del ciudadano en el proceso político; y sobre la falsedad de los cantos de sirenas que se oyen con la persistente difusión de la llamada “democracia participativa” para acabar...
tracking img