No sejaja

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (312 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 22 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
|
| Santa
(fragmento)Primera parteAquí es, —dijo el cochero deteniendo de golpe a los caballos, que sacudieron la cabeza hostigados por lo brusco del movimiento......La mujerasomó la cara, miró a un lado y otro de la portezuela, y como si dudase o no reconociese el lugar, preguntó admirada:..... — ¡Aquí!... ¿en dónde?........El cochero, contemplándolacanallamente desde el pescante, apuntó con el látigo tendido:..... — Allí, al fondo, aquella puerta cerrada......La mujer saltó del carruaje, del que extrajo un lío de mezquino tamaño;metióse la mano en el bolsillo de su enagua y le alargó un duro al auriga:..... — Cóbrese usted......Muy lentamente y sin dejar de mirarla, el cochero se puso en pie, sacó diversasmonedas del pantalón, que recontó luego en el techo del vehículo, y por último, le devolvió su peso:..... — No me alcanza; me pagará usted otra vez, cuando me necesite por la tarde. Soydel sitio de San Juan de Letrán, número 317 y bandera colorada. Sólo dígame usted cómo se llama........ — Me llamo Santa, pero cóbrese usted; no sé si me quedaré en esa casa... Guardeusted todo el peso, -exclamó después de breve reflexión, ansiosa de terminar el incidente......Y sin aguardar más, echóse a andar, de prisa, inclinado el rostro, medio oculto el cuerpotodo bajo el pañolón que algo se le resbalaba de los hombros; cual si la apenara encontrarse allí a tales horas, con tanta luz y tanta gente que de seguro la observaba, que de fijosabía lo que ella iba a hacer. Casi sin darse cuenta exacta de que a su derecha quedaba un jardín anémico y descuidado, ni de que a su izquierda había una fonda de dudoso aspecto ymala catadura, siguió adelante, hasta llamar en la puerta cerrada. Sí advirtió, confusamente, algo que semejaba césped raquítico y roído a trechos; arbustos enanos y uno que |
|
|
tracking img