No tendras dioses ajenos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1108 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 12 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
NO TENDRAS DIOSES AJENOS DELANTE DE MI.

Buenas tardes hnos. y hnas., agradezco la oportunidad que me da el obispado de dirigirles unas palabras, respecto a la prioridad en la vida de cada uno de nosotros.
Debemos dar al Señor y a Su causa el lugar de prioridad y refrenarnos de adorar dioses y poner el corazón en las cosas del mundo, tales como las posesiones materiales, los negocios,la recreación y el prestigio entre otros, es decir, los dioses falsos, o ídolos, en otras palabras “todo aquello que incite a una persona a apartarse del deber, la lealtad, y el amor y el servicio a Dios”.
El primero de los Diez Mandamientos dice: “No tendrás dioses ajenos delante de mí”, ya que Cuando ponemos el corazón y la confianza en cualquier cosa antes que en el Señor, estamos adorando anuestros propios dioses falsos.
Muy pocas personas han decidido a sabiendas y en forma deliberada rechazar a Dios y Sus bendiciones, toda vez que, como el ejercicio de la fe les parece siempre más difícil que confiar en aquello que esté al alcance de la mano, el hombre carnal ha tenido siempre la tendencia a transferir su confianza de Dios a las cosas materiales. Por lo tanto, en todas lasépocas, cuando los hombres han caído bajo el poder de Satanás y perdido la fe, han puesto en su lugar, la esperanza en “el brazo de la carne” y en “dioses de plata, oro, bronce, hierro, madera y de piedra, que ni ven, ni oyen, ni saben”, o sea, en ídolos.
Ahora bien, en la actualidad los ídolos modernos, o dioses falsos, pueden asumir formas tales como ropas, casas, negocios, máquinas, automóviles,barcas de paseo y otras numerosas atracciones materiales que desvían el camino hacia la santidad...
Otra imagen que los hombres adoran es la del poder y el prestigio... Estos dioses de poder, riqueza e influencia son sumamente exigentes, y son tan reales como los becerros de oro de los hijos de Israel en el desierto.
Hay una anécdota para darnos cuenta que el apego a las cosas mundanas noshace vulnerables a la influencia de Satanás.
Un grupo de hombres que había ido a la selva a cazar monos. Habían llevado a cabo distintas técnicas para atrapar a los monos sin dañarlos, lo cual incluía las redes. Pero habiendo llegado a la conclusión de que las redes podían lastimar a aquellos animalitos tan pequeños, arribaron a una solución ingeniosa: construyeron una cantidad de pequeñascajas, las cuales en la parte superior, abrieron un orificio apenas lo suficientemente grande para que un mono metiera la mano. Dispusieron entonces las cajas debajo de los árboles, poniendo en cada una de ellas una nuez que a los monos les gusta en sobremanera.
Cuando los hombres se retiraron después de colocar las cajas, los monos comenzaron a bajar de los árboles y a examinarlas. Aldescubrir la nuez dentro, introdujeron la mano para agarrarla; pero al tratar de retirar la mano con la nuez, les era imposible, pues el pequeño puño cerrado, con la nuez dentro, ahora era demasiado grande para pasar por el mismo orificio.
En ese momento los hombres salieron del escondite y se acercaron. Entonces sucedió algo curioso: al ver aproximarse los hombres, los monos empezaron achillar y a saltar con la sola idea de escapar; pero a pesar de lo fácil que habría sido, no soltaron la nuez para poder sacar la mano de la caja y escapar. En consecuencia, los hombres los capturaron fácilmente.
Con frecuencia, lo mismo parece suceder a muchas personas que se afanan en mantenerse tan firmemente aferradas a las cosas de este mundo, y que ninguna exhortación ni grado de emergenciapuede persuadirlas a abandonarlas para obtener lo celestial. Por lo tanto, Satanás los posee con facilidad.

Tal vez el pecado no esté en “las cosas” sino en la actitud que tengamos hacia ellas y en la forma en que las adoremos. La posesión de riquezas en sí no constituye un pecado... Sin embargo, el pecado puede resultar de la adquisición y el uso de las riquezas...
La historia...
tracking img