Noche de los cristales rotos y noche de los cuchillos largos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 2 (493 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 2 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
-La noche de los cristales rotos.
La noche entre el 9 y 10 de Noviembre de 1.938 el Partido Nacional Socialista de Hitler comienza una serie de brutales atentados contra todo lo que tenga que vercon los judíos.
Como excusa ponían que era que unos días antes un empleado de la Embajada Alemana en parís fue agredido por un supuesto judío.
Por toda Alemania los miembros de Partido nacionalSocialista arrasaron comercios y establecimientos judíos así como la quema de sinagogas. Estos miembros pertenecientes a la SS disfrazados de obreros para confundir a la población normal alentaron aesta para que se uniese en los alborotos pero en realidad más del 80 % de los agitadores eran soldados y oficiales de este partido nazi.
En total los nazis destruyeron e incendiaron 1.574sinagogas, arrasaron cientos de cementerios hebreos y destrozaron unos 7.000 comercios y 29 grandes almacenes propiedad de judíos.
Se estima que más de 17.000 judíos fueron detenidos sin motivo alguno yenviados a los campos de concentración para en primer lugar ser detenidos y posteriormente exterminados.
-La noche de los cuchillos largos.
Bajo este nombre se denominó a la noche del 30 de juniode 1934 en que se llevaron a cabo los asesinatos de un conjunto de hombres pertenecientes al círculo político de Adolf Hitler, entre ellos uno de sus más allegados colaboradores y jefe de la SA, ErnstRöhm.
Todo ocurrió dado que los objetivos de ambos dirigentes se bifurcan: Röhm fantasea con lograr el poder absoluto dentro del partido nazi a través de la unificación de la SA con el ejércitoalemán. El conflicto se encrudece cuando, pese a la negativa de Hitler, el jefe de la SA insiste en su propósito, tomando sus propias iniciativas.
Urgía eliminar cualquier tipo de conflicto interno dentrodel partido y una sublevación por parte del ejército alemán, de ninguna manera era un buen aliciente para los planes futuros de Hitler. Este no era su único temor, la SA fuera de su control...
tracking img